miércoles, 20 de julio de 2016

Joven sin brazos se graduará de comunicacador en la PUCAMAIMA.


Wellington de Jesús Colón Pérez
Por Marcelo Peralta

Santiago, R.D. Nacer sin brazos para cualquier ser humano podría ser frutratorio, pero en Santiago hay un joven que inspira a miles de ciudadanos y ciudadanas.


Wellington de Jesús Colón Pérez quien predomina la tenacidad, escribe con los dedos de su pie derecho, baila trompo, juega con sus amigos y amigas y pronto se graduará de Comunicador en la famosa Pontifica Universidad Católica Madre y maestra-PUCAMAIMA.

Escribiendo con su pie izquierdo. Asombrado observa el periodista Miguel Ponce de El Caribe.

Nació sin brazos, de familia humilde,   su sueño era estudiar Ingeniería por su dominio en los números, sin embargo, está al borde de graduarse de comunicador.

A pesar de haber nacido sin brazos, no es un obstáculo en la vida de Wellington de Jesús Colón Pérez, quien se desarrolla con normalidad en sus labores de dibujar con los pies, chatear por celular las que desarrolla por sus habilidades.


Wellington  Colon demuestra sus habilidades tomando cafe en una taza que lleva a su boca con los dedos del pie izquierdo.

Tiene dificultades para ponerse las camisas y los pantalones.


No estudia la Carrera de sus anhelos que es la Ingeniería por sus destrezas en el dibujo y falta de dinero de sus familiares, sin embargo, alguien generoso a quien no conoces ha pagado para que estudie comunicación.  

 Lustrándose el pelo en una barbería y chateando con su celular.

Inicia sus estudios universitarios en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra –PUCAMIAMA- en Santiago.


Los dedos de su pie derecho permiten hacer sus tareas, es un cibernético por el celular con el cual se comunica con amigos a través de las redes sociales.

Colón Pérez relata la odisea que en principio al iniciar las clases de primaria cuando su madre intentó inscribirlo en la escuela que no quisieron aceptarlo porque escribía con los dedos de los pies.  

A pesar de esos escollos siguió hacia delante y terminó los estudios de bachillerato en el Colegio Juan XXIII representado por la Pontifica Universidad Católica Madre y Maestra –PUCAMAIMA.

Sus habilidades para dibujar hicieron que Colón Pérez se inclinara por la Carrera de Ingeniería Civil, no obstante debió cambiarla por Comunicación debido a las limitaciones económicas de sus familiares.

“Estoy cumpliendo mi sueño de ser profesional para ayudar a otros a desarrollarse”, dice.

Reconocimiento.

Las autoridades de la PUCAMAIMA reconocieron a Colon Pérez.


La PUCAMAIMA dice que costeará los estudios de Colón Pérez.

Dice que es una persona que le gusta mucho el dibujo.

“Y mis metas eran ser Ingeniero Civil ya que tengo dominios de los números y me gusta el dibujo, pero la falta de dinero en mi familia tuvo que cambiar de carrera” es la opinión de Colón Pérez.

Vive en la calle “Progreso”, barrio Juan Pablo Duarte, sector El Ingenio al Oeste de la ciudad Santiago de los Caballeros.

Vive con su abuela Olivia Pérez quien lo valora en una casa donada por el médico Freddy Almánzar.

“Mi vida es de normalidad” dice.

“Cuando niño me la pasaba con mis amigos jugando bolitas, bailando trompos y me gusta dibujar”.


“Hice un dibujo del cantautor nicaragüense Tony Meléndez con su guitarra, quien nació en las mismas condiciones que yo”, apunta Colón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario