lunes, 15 de agosto de 2016

Abel Martínez recibirá una ciudad llena de basura, “fétida y hedionda”.

Resultado de imagen para fotos de calles llenas de basuras en santiago
Por Marcelo Peralta

 Santiago, R.D.-El nuevo Alcalde peledeista Abel Martínez quien se convierte este martes en el más joven que asume ese cargo y el número 83 en la historia de Santiago, pero recibirá el caso es más dramático que “quita y pone” como es el problema de la basura.

 

Caminar por calles en sectores de “Cerro de Don Antonio”; “Villa Olímpica”; “Cienfuegos”; “Hato Mayor”; “Baracoa”; “La Joya”; “Ensanche Libertad”; “Centro Histórico”; “Nibaje”; “Herradura”; “Barrio Obrero”; “Barrio Lindo”; “Pekín”; “Los Jazmines”; “Avenida Yapur Dumit”, entre otros.

 
Dejar de retirar los montones de basura depositadas por ciudadanos y ciudadanas sin educación ni conciencia esparcidas en aceras, calles y vertederos improvisados en las reatas conlleva a derrotar a alcaldes y a favorecer a determinado candidato.

 
José Enrique Sued Sem, el que más veces ha ocupado esa posición en tres periodos diferentes fue derrocado debido a los montones de basura, al igual que le sucediera a Juan Gilberto Serulle Ramia “tumbado” del cargo en las elecciones del pasado 15 de mayo del 2016.

Quien lo reemplaza es el dirigente del Partido de la Liberación Dominicana-PLD- Abel Martínez quien viene de ser Presidente de la Cámara de Diputados a tratar de rescatar la ciudad de Santiago, cuyos moradores respiran aire “fétido” por el actuar abandono, calles, aceras, frentes de establecimientos comerciales repletos de basura y orina.

Sin importar sitios, abundan montones de desperdicios de los cuales surgen plagas de insectos transmisores de enfermedades infectocontagiosas como son la leptopirosis causada por la orina de ratas contaminando alimentos descubiertos y prevaleciendo una ambiente insoportable.

La falta de educación y conciencia ciudadana es una situación tan grave que ha convertido a Santiago en una “bomba de tiempo” debido a los montones de basuras

No hay comentarios:

Publicar un comentario