jueves, 12 de enero de 2017

12 de enero “Día de la Resistencia Heroica”.

Por Marcelo Peralta.

Hoy 12 de enero, es el "Día de la Resistencia Heroica" en República Dominicana  en honor a un grupo de hombres que defendieron con sus vidas los ideales democráticos, como fueron “Los Palmeros”.

Se cumple hoy 46 años de este acontecimiento.

Este grupo  que luchaba por devolverle a República Dominicana la democracia perdida tras el derrocamiento de Juan Bosch el 25 de noviembre del 1963, el que estaba integrado por Amaury Germán Aristy, Virgilio Perdomo Pérez, Bienvenido Leal Prandy y Ulises Cerón Polanco y otros.  

Los Palmeros aspiraron a un país más solidario donde la población pudiese disfrutar de los derechos a la salud, a la educación y al bienestar colectivo, se mantuvieron firmes pese a los desafíos y los riesgos a los que se exponían.

Víctimas de una atroz persecución desatada por las autoridades de la época y en medio de un enfrentamiento desigual que tuvo lugar en el kilómetro 14 de la Autopista “Las Américas”, cayeron y sus cuerpos devorados por las balas, el día 12 de enero de 1972.   

En honor a estos héroes de la Resistencia se realizan actos, exponen documentales, mesas redondas, seminarios, exposiciones, con el objetivo de promover la importancia, la valía de los héroes que cayeron en defensa de la libertad que luchaban ppor mayores niveles de bienestar para el pueblo dominicano.  

Un pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla.

La juventud de la actual y venidera generación debe reafirma su compromiso de trabajar para mantener viva en sus memorias colectivas a quienes ofrendaron sus vidas y defendieron con gallardía la Patria y a los más desposeídos de la fortuna.

Gracias al esfuerzo desinteresado de  valientes hombres y mujeres de nuestra historia, podemos hoy disfrutar de una Nación con un “chin”, aunque y malograda democracia.
Los sacrificios de nuestros prohombres y mujeres no fueron en vano.

Este 12 de enero del 2017   conmemoremos los valores de la “Resistencia Heroica” y recordemos agradecidos a quienes ofrendaron su vida por el bienestar de los dominicanos y dominicanas. 

Los Palmeros eran jóvenes rebeldes que se oponían al régimen autocrático y despótico que mantenía en el país el doctor Joaquín Balaguer y su camarilla militar junto al Partido Reformista.

Su jefe militar era el coronel Francis Caamaño, quien para ese entonces residía en Cuba donde él y sus seguidores aprovechaban las facilidades que les ofrecía el régimen comunista de Fidel Castro Ruz para entrenarse.

En República Dominicana, los líderes de los Palmeros eran los jóvenes Miguel Cocco quien era el Jefe Político; mientras que Amaury Germán Aristy hacia las funciones de Jefe Militar.

Amaury Germán Aristy, Ulises Cerón Polanco-“La Chuta”-, Virgilio Perdomo Pérez y Bienvenido Leal Prandy fueron localizados por fuerzas militares en una casa que les servía de refugio siendo atacados tiros en la madrugada del miércoles 12 de enero de 1972 sin ninguna mediación previa por parte de las fuerzas militares balagueristas que lograron eliminar dos de ellos.

Otros dos se refugiaron en una cueva cercana al hoy sector “Los tres Ojos” desde donde combatieron resueltamente a los militares y policías atacantes.

Ellos demostraron valor indoblegable y con más estrellas en la frente que las de todos los generales que los enfrentaron, los jóvenes “Palmeros” combatieron ferozmente durante horas a las fuerzas militares y policiales, dirigidas por el contralmirante Marina de Guerra Ramón Emilio Jiménez (a) Milo, y por los generales del Ejército Nacional Neit Rafael Nivar Seijas, Jefe de la P.N, y Salvador (Chinino) Lluberes Montás.

Estos usaron contra los valientes combatientes 5 mil hombres con armamentos pesados, armas de artillería,  barcos, lanchas y aviones.

Otro miembro del grupo, Plinio Matos Moquete perseguido aunque se pudo mantener oculto en la ciudad, en refugios urbanos, haciendo la vida de un solitario guerrillero.

¡Viva lo que queda de la República Dominicana!.

1 comentario:

  1. Gracias Marcelo por enviarme tan importante crónica. Saludo y buen año.

    ResponderEliminar