jueves, 26 de enero de 2017

Causa tristeza muerte Rafael Agustín Pimentel Peralta -Pappy Pimentel- locutor y narrador.

Resultado de imagen para fotos de PAPPY PIMENTEL
Pappy Pimentel.


Por Marcelo Peralta
Santiago, R.D.- La muerte del narrador y empresario Rafael Agustín Pimentel Peralta–Pappy- Pimentel, a la edad de 81 años, ha causado gran tristeza en la sociedad de Santiago, muy especial en la crónica deportiva.

Estuvo ingresado en el Centro Medico Cibao de la calle Juan Pablo Duarte de la ciudad de Santiago al sufrir un Accidente Cerebro Vascular-ACV-, pero su muerte se produjo en su casa.

Fue locutor estrella por más de 60 años en la crónica deportiva, convirtiéndose en una “estrella” de la narración de los juegos de pelota santiaguera y sus restos estarían expuestos en la Funeraria Blandino de Santiago.

Su exitosa carrera como narrador lo llevó transmitir  desde los Estados Unidos, los juegos de las grandes ligas; Juegos Interdigas en la década de 60, cuando trabajó desde Venezuela, Puerto Rico, México, entre otras naciones.
Era hombre el ánimo y la alegría demostrado en los mejores momentos de su vida como narrador deportivo.

Cuando trabajaba en la emisora la Voz Dominicana estuvo que tratar de cerca a José Arismendy Trujillo Molina (Petán), con todo lo que significó esa era.

Compartió micrófono junto Billy Berroa, Lilín Díaz, Max Reynoso,  Canito Gil, Yoyo Rodríguez, Pupo Cordero, Héctor-Bullo-Steaffany, Manolo de la Reguera, Pancho Pepe Croux, René Cañizares, Delio Amado  León.
También, con Ramón de Luna, Tomás Troncoso, Tuto Mota,  Rollíng Fermín, Santana Martínez, Mendy López, Luichy Sánchez, Kelvin Cabral, entre otros.
Además trabajó junto al narrador cubano Rafael Rubí y compañero de labores de Mendy López, Lilín Díaz donde cada uno impuso su estilo.

Por muchos años se les escuchó narrar para la cadena de las Águilas Cibaeñas, y lo hizo para la radio y la televisión, con incuestionable calidad y la directiva de Las Águilas del Cibao a través de su Presidente Winston Chilote Llenas, dijo que todos estaban tristes.

Inicio.
Comenzó sus labores en la narración en la temporada de 1951, cuando se  jugaba una pelota romántica y la publicidad no tenía  un lugar en los eventos.
En su vida compartió su  pasión por el deporte,  con su trabajo como administrador de la Factoría de Arroz J. Agustín Pimentel, que creó su padre un destacado y próspero empresario de Santiago, la Región del  Cibao y el país.
Pimentel fue un ejemplo de trabajo y dedicación a favor del deporte. 
No solo brindó un gran aporte al béisbol profesional, sino que estuvo ligado a la juventud en el desarrollo de otras disciplinas.
En el año 1948 se inició en la radio, cuando el locutor Darío Estévez, lo llevó a  la emisora La Voz de la Reelección, actual Radio Cibao, propiedad a Expedy Poun,  en Santiago.
Desde los 15 años dio muestra de que iba a triunfar en la radio.
Cuando  tenía 16 años, fue examinado por una comisión en la semana aniversario siendo nombrado  la Voz Dominicana, pero tuvo que renunciar porque era menor.
Pimentel iba calando entre los oyentes, en 1949, comenzó a trabajar en Radio Caribe, propiedad de  Fello Wester, luego a  H8Z y Radio Santiago.
Éxito en el deporte
Comenzó a comentar actividades deportivas en un programa que se celebraba los domingos y  hablaba sobre la hípica, ya que en Santiago había un hipódromo.
Además, leía las noticias de las grandes ligas y los eventos de Santiago.
Su gran salto al profesionalismo como narrador deportivo comenzó en 1951, cuando fue contratado por las Águilas Cibaeñas.
Allí duró más de 57 años, y en una oportunidad tuvo que  recesar, por una  guerra de publicidad entre empresas cigarrillera, porque siempre estuvo al lado de la firma E. León Jimenes.

También la transmisión se  suspendió por la falta de publicidad de parte de las empresas, durante el torneo de 1954.

No hay comentarios:

Publicar un comentario