lunes, 31 de julio de 2017

Carta de Pedro Carreras Aguilera a las autoridades de San Ignacio de Sabaneta.

Al       : Honorable Alcalde, Licenciado William Torres.

A la  : Honorable Vicealcaldesa, Licenciada  Eunice Jimeno.

A los : Honorables Concejales:

Oscar Yanser Fernández Martínez; Melania Roa, José Manuel Ovalles, Carlos Núñez, Luis Fermín, Félix Marte y Francisco Ortiz.

Distinguido señores autoridades:
En sus manos, en sus decisiones descansa el destino de Sabaneta. El destino de este pueblo está ineludiblemente obligado a transitar un camino cada vez as progresista; un pueblo diseñado y soñado por nuestros prohombres para ser orgullosamente el centro del Noroeste.
Los pueblos no son ni grandes ni pequeños, son exactamente de la dimensión que los sueñan sus hijos. Ni más ni menos. Ni pobres ni ricos, los pueblos se visten la manta que tejen sus hijos. Testigo soy de vuestro empeño para que nuestro pueblo prospere cada vez más; testigo soy del empeño puesto en ustedes para que nuestro pueblo siga siendo cada vez más limpio, más hermoso, más hospitalario, y más destacado en el ámbito cultural.
Señores autoridades, un pueblo para alcanzar su desarrollo integral debe labrar múltiples facetas. En el caso de Sabaneta, está en estos momentos haciendo apuestas muy decididas en base de la agricultura, de la pecuaria, de la industria, del comercio, del transporte, de sus vías de comunicaciones. Pero entre todas ellas, hay una muy novedosa, una apuesta a la cultura. En otras palabras, un esfuerzos para construir nuestra identidad cultural como pueblo y como conglomerado social.
Es la cultura la que hace de nosotros seres específicamente humanos, racionales, críticos.  A través de ella  el hombre se expresa, toma consciencia de sí mismo, se reconoce como un proyecto inacabado, pone en cuestión sus propia realizaciones, busca incansablemente nuevas significaciones, y crea obras que los trascienden. De ahí, que para Pedro Henríquez Ureña, “solo la cultura salva a los pueblos”. En cambio, para José Martí: “ser culto es ser libre”. Libre de nuestras propias miserias humanas, libre de nuestros resentimientos; libre de nuestros díscolos instintos.
La cultura engrandece a los pueblos. Chile es más conocido en el mundo por Pablo Neruda que por todos sus grandes viñedos. Francia es más apreciada en el universo por Víctor Hugo, Gustave de Flaubert, Honoré de Balzac y Alfred Musset, que por todas por la Revolución Francesa y todas las glorias napoleónicas. España no tiene una riqueza tangible que se pueda comparar con El Quiote de la Mancha. Como pueden ver la cultura da identidad y grandeza a los pueblos.
Señores autoridades, el 15 de julo del presente mes, el Salón Juan Bosch de la Gobernación provincial, fue escenario de la puesta en circulación un nuevo libro de nuestro Josián Espinal, que lleva por epígrafe La vaquita de Emiliano y otros versos. El autor de dicho texto no pudo asistir a ese grandioso evento, debido a que está postrado, producto de un accidente cardiovascular–ACV.
Con este nuevo aporte del poeta Espinal junto al ya conocido El olor de mi campiña. Con estas publicaciones nuestro Josián Espinal se coloca entre los grandes decimero del mundo hispanoamericano. Su dimensión como espinelista se posiciona junto a Juan Antonio Alix y Camejo de Ropálica Dominicana; al gran   Cucalambé de Cuba y al cantor Luis Llorens Torres de Puerto Rico.
Josián Espinal es un poeta dese los 16 años. Durante toda su vida hizo una yunta con la agricultura y la poesía. No cantó en busca de nombradía, no escribió un verso por peculio, menos aún por encargo. No le cantó a los sectores oscuros; no vendió su pluma a ningún candidato. Todo lo contrario. Dedicó sus versos a la defensa del excluido, del desvalido. Él es la voz de los sin voces; la voz de los que se lamentan y sus quejidos no se perciben en las alturas, porque el telar del glamour, lo opaca. Eso es su poesía.
Nuestro poeta ha sido objeto de numerosos reconocimientos:
Instituto de Desarrollo INDENOR, 1985
Instituto de Desarrollo INDENOR, 1987
Placa de reconocimiento Barceló, 1993
Feria Internacional del Libro, Santiago, “Café Bohemio”, 2005
Hijo Meritísimo del municipio de San Ignacio de Sabaneta, 2010
Participación en varios programas nacionales, tales como:
Con Freddy y Punto
Punto Final
Santo Domingo Invita
CDN/TV.
Poemas suyos han sido interpretados por voces como, Sonia Silvestre, Manuel Jiménez, Roldán Mármol y nuestra josefina bueno.
En 1998, Josián Espinal representó al país en un simposio poético llevado a cabo en Cuba, ganando reiterados aplausos y la buena crítica de los organizadores del evento.
Señores autoridades de nuestro Honorable Ayuntamiento, le he narrado lo anterior para sugerirle que sea designada una calle con el nombre de Josián Espinal. De esa manera haremos posible que su nombre quede impreso en las páginas de sus libros, en la boca de la colectividad, en los ojos del caminante. Así, envuelto en gloria se los entregamos a la posteridad.
Y luego al pasar el tiempo, si algún visitante, de esos que cuenta Martí, que antes de tumbarse el polvo del camino, no preguntan dónde se come, se bebe y se duerme, sino que primero examinan por sus grades muertos.  Si alguien inquiere ¿quién fue Josián Espinal? Decidle, él fue el primer poeta nativo de Sabaneta.



2 comentarios:

  1. Agradecido estimado Marcelo por publicar mi humilde carta en tu tan visto espacio.

    ResponderEliminar
  2. A su orden siempre. Este espacio es suyo, tambien,

    ResponderEliminar