miércoles, 19 de julio de 2017

Gobernador de Santiago Rodríguez denuncia asentamientos haitianos peligra paz de dominicanos.

Resultado de imagen para fotos de miguel angel nuñez rodriguez
Miguel Ángel Núñez Rodríguez.

Por Marcelo Peralta.

Santiago Rodríguez, R.D.- Haitianos ilegales que han improvisado asentamientos en esta provincia noroestana, provocando peleas, desordenes, prostitución, hace actos religiosos de días, noches, en las madrugada y si los dominicanos los amonestan son amenazados, exhortando al Presidente Danilo Medina intervenir antes que se desaten conflictos con consecuencias funestas.

El Gobernador de la Provincia Santiago Rodríguez, Profesor Miguel Ángel Núñez Rodríguez, confirma que tiene cartas de la “Junta de Vecinos Fello Rosario” sector del mismo nombre, en la que 77  miembros estampan sus firmas en la que denuncian que reciben amenazas de haitianos y haitianas, lo que se traduce en  preocupación del funcionario por la problemática.

Según le dijeron los dominicanos miembros de la “Junta de Vecinos Fello Rosario” al Gobernador Provincial, los haitianos y haitianas provocan escándalos, crean un ambiente de inseguridad, en donde los amenazan, hacen fiestas hasta altas horas de la desde las primeras horas de la mañana hasta las madrugadas, las mujeres se prostituyen, con sus sentimientos religiosos escandalizan el entorno creando un ambiente de insostenibilidad, despertando el barrio y se crea un ambiente muy conflictivo que ya no resisten.

La ciudad San Ignacio de Sabaneta, Provincia Santiago Rodríguez ubicada en la Región Noroeste cientos de haitianos andan en las calles de los barrios La Sabana, Los Tomines, La Joya, Villa Polín, Las Espinas sin que las autoridades competentes interceda y procedan a repatriarlos.

El representante del Poder Ejecutivo dice sentir preocupación por los asentamientos de ilegales quienes se mudan desde Haití con toda su familia, imponiendo sus hábitos, costumbres, idioma, dialecto y sus actos religiosos.

Sostuvo que históricamente, años atrás “teníamos la presencia de éstos en el concepto de tránsito cuando salían de Haití, llegaban a Dajabon, pasaban por Santiago Rodríguez, seguían a Valverde, Santiago, Santo Domingo y su destino era el Este a la zona turística y cañera.

Hizo saber que como nativo de aquí, gobernador de la provincia siente preocupación por los escenarios presentados, el peligro que representan los asentamientos de haitianos en la zona, las provocaciones y las amenazas que vierten contra los dominicanos.

De la inmensidad de casos registrados por los haitianos, el funcionario dice que estos llaman poderosamente la atención, por lo que pide la intervención directa, vehemente y urgente del Presidente de la República, licenciado Danilo Medina Sánchez que a través de los organismos competentes intervenga antes que en la zona se produzcan hechos que después haya que lamentar.

A su entender, hombres y mujeres están viniendo en masas y se quejan a vivir la provincia Santiago Rodríguez de la Región Noroeste en donde se prostituyen e imponen sus costumbres y si los dominicanos los llaman a la atención los amenazan y “esto podría generar confrontaciones”.

El represente del Poder Ejecutivo fue categórico al confirmar que en el sector Fello Rosario de aquí, envió una carta firmada por 77 dominicanos dicen estar atemorizados por la cantidad de haitianos y haitianos, quienes escenifican escándalos que intranquilizan la buena convivencia, porque permanecen hasta las tres de la mañana impidiendo percibir el sueno y la armonía.

Al ofrecer una entrevista, Núñez Rodríguez, dijo que los comunitarios relataron que en el sector Fello Rosario, los haitianos y haitianas han convertido esa zona en una especie de “batey” como los que existen en los centros cañeros ubicados en el Este del país.

Desde la Gobernación Provincial de Santiago Rodríguez, se tramitó una comunicación al ministro de Interior y Policía, Carlos Amarante Baret, mediante la que se sugiere intervenir a través de los mecanismos estatales e institucionales como son la Dirección General de Migración, Departamento Nacional de Investigaciones, con el objetivo de que se busque salida a esta problemática, a decir que se “impone evitar que antes tener que  lamentar”.

“Porque, además de ver ese problema en el aspecto social, la migración, dijo, afecta la Soberanía Nacional, ya que en la medida en que se da una incursión étnica imponiendo sus costumbres, hábitos, cultura, idioma, dialecto, inadecuado comportamiento, salubridad totalmente diferentes, en esa misma medida se da una simbiosis que constituye, ciertamente en apagar el sentimiento que da la identidad de un pueblo y una Nación” adujo.

Dice que el dominicano tiene su propia identidad que se diferencia del haitiano por cuestiones elementales.

Apeló a la sensibilidad humana del Presidente Danilo Medina para que interceda a fin de evitar confrontaciones entre dominicanos y haitianos de impredecibles consecuencias.

Llama a los dominicanos fortalecer el espíritu patriótico y exhorta a las autoridades aplicar la Ley de Migración en función de regularizar la presencia masiva de haitianos y haitianas en la provincia Santiago Rodríguez que tiene una poblacional habitacional que son ejemplo de civismo, hospitalidad, solidaridad y buena concordia, con bajo nivel de violencia.

“Ahora bien, hay un aspecto que no debemos perder de vista, frente a esta situación, porque nuestra Isla por la debilidad mostrada por  España en los años de la Colonia entre 1492 al 1800 no tuvo la valentía, el coraje y la decisión en dividirla y la cedió la parte Oeste a los franceses, portugueses y holandeses la que se doblegó a lo que el fenecido expresidente de la República, Profesor Juan Bosch llamó el Caribe Frontera Imperial”, sostiene.

Y afirma que en ese contexto, la existencia del establecimiento de la etnia haitiana en la parte Oeste de la Isla de Española, constituye un acontecimiento histórico que no podemos borrar, teniendo que convivir y compartir por los nexos humanos.

El representante del Poder Ejecutivo declara que no hay que hacer ni repetir la rabiasca del entonces Presidente dominicano, el tirano Rafael Leónidas Trujillo Molina, ocurrida en el 1937, no obstante, recomienda que se establezca una relación definitiva de Estado a Estado entre Haití y República Dominicana que conlleve a la regularización.

Problema.

De acuerdo a Núñez Rodríguez, “Pero tenemos el grave inconveniente de que “Haití es un Estado fallido” que está tratando ahora por recomponerse, aunque afirma que eso conlleva un proceso nuevo y largo en que de los 365 kilómetros fronterizos que hay en la zona divisoria de las dos naciones, es imposible colocar guardias en cada metro de ese espacio para evitar la entrada de ilegales a República Dominicana” aduce.

Del mismo modo, lanzó fuertes críticas contra muchos dominicanos, sobretodo, a los empresarios agrícolas y ganaderos quienes prefieren la mano de obra haitiana porque le pagan salarios irrisorios y por tener menos exigencias laborales como lo estipula la Ley de salario que la que exigen los dominicanos.

Afirma que muchos de los empresarios agrícolas y ganaderos se quejan de la presencia masiva de haitianos, no obstante, dice que ellos mismos son los patrocinadores y padrinos de la colocación de foráneos, cuando la Ley de Trabajo establece que debe ser 80 dominicanos por cada 20 extranjeros, no dice “haitianos solamente”.

Establece que lo que se está viviendo en la República Dominicana en los actuales momentos es una situación geopolítica de territorio y de ambiente de Estado.

Llamado.

Formula un llamado a los miembros y miembras que conforman la  Comisión Bilateral con la finalidad de que establezca medidas responsables con respecto a la permanencia de aquellos haitianos y haitianas que entran por la Frontera se quedan en el país con toda la familia.

Valora y resalta que cuando el haitiano cruza la Frontera, viene a trabajar en las áreas agrícolas, ganaderas y en las construcciones estatales y privadas, sus labores dejan riquezas al país.

Núñez Rodríguez, pondera que Haití es un socio en el aspecto comercio muy vital para la  República Dominicana, cuyos elementos a considerar a la hora de aplicar cualquier tipo de medida, no obstante, cree que no se puede ceder ante esta palpable realidad.

Pide a las autoridades que se regularice la presencia masiva de haitianos y haitianas, en base a lo que establecido la Ley General de Migración que el que esté ilegal que retorne a su país como ocurre en otras naciones.

Castigo drástico.

Propuso a las autoridades que como una forma eficaz para combatir la masiva migración haitiana, que a los motoristas y contrabandistas que sean sorprendidos en esa ilegal práctica, sean apresados,  sometidos a la Justicia, que se le apliquen multas, sanciones y que mediante sentencia, los jueces dispongan la confiscación de sus medios de transporte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario