miércoles, 7 de marzo de 2018

Se nos fue Doña Mery: Extraordinaria mujer sabanetera.


Mery Báez.


Por Marcelo Peralta.

!Caramba se nos ha ido ese baluarte de mujer!.

Doña Marianela Báez de Thómas era una mujer agradable, decente, educada, amorosa, buena amiga, excelente madre, inseparable esposa, coraje inigualable y con valor inconmensurable en la sociedad.

De familia con apellidos de abolengo e hija de un hombre incomparable por su don de vida como lo fue Don Adolfo Báez, ido a destiempo, también.

Mery era como la llamaban sus familiares más cercanas y sus allegados.

Fue ejecutiva en la Universidad Superior de Agricultura -ISA- en donde laboró por más de 30 años en el área de Créditos en donde se granjeó el respeto, apoyo y solidaridad del personal que allí presta servicios y de estudiantes.

Brillaba con luz propia, pero la mañana de éste martes dejó de funcionar de forma inesperada impactando en toda la sociedad sabanetera y santiaguera.  

Tenía pasión por existir y seguir luchando y compartiendo con sus seres más cercanos.

Al irse a la casa del Señor Todopoderoso nos sorprendió a todos y todas.

Ella era la figura de una mujer combativa y actuaba con justicia social.

Por la calidad de la descendencia familiar se ganó muchos méritos y sus conciudadanos la despidieron hoy en el cementerio de Sabaneta con mucha congojas.

Siempre lucía alegre, impecable e ingeniosa y acompañado de su esposo el ingeniero agrónomo Federico Thómas quienes formaron una familia prestigiosa.

Tenía un temperamento agradable por su excelente composición familiar.

Un tono de voz que agradece a quienes con ella sostenía alguna conversación.

Hoy la despedimos, esperanzados en que Dios la acoja en su seno.

Conformidad a sus familiares.

Paz a su alma doña Mery.

No hay comentarios:

Publicar un comentario