viernes, 22 de junio de 2018

Hombre abre fuego y mata mujeres y una de ella embarazada.

Caste
Nueva York. Una mujer posiblemente embarazada, según testigos, murió en una calle de El Bronx cuando un hombre armado abrió fuego indiscriminadamente frente a un restaurante en un centro comercial, dejando tres muertos.
[TLMD - NY] Balacera cobra la vida de tres personas en El Bronx
La balacera, a plena luz del día, ocasionó que los transeúntes huyeran despavoridos y que se ocultaran bajo los bancos para mantenerse a salvo.

Balacera cobra la vida de tres personas en El Bronx
La policía investiga si una de las víctimas estaba embarazada. (Publicado jueves 21 de junio de 2018)

La policía dice que la mujer de 45 años, identificada como Arileida Jiménez, recibió un disparo en el torso al estallar la lluvia de balas frete al restaurante cerca de un pequeño centro comercial en las inmediaciones de las avenidas Randall y Castle Hill el jueves a las 9:45 a.m.

Según testigos, Jiménez estaría embarazada; sin embargo, la policía no confirmó esta versión.

Mujer habría apuñalado a dos hombres
La policía investiga el hecho de sangre. (Publicado miércoles 20 de junio de 2018)

Los investigadores dijeron que la mujer no era blanco de la balacera, sino una víctima inocente de la violencia armada.

Las otras víctimas mortales fueron identificadas como Mustafa Tarver, de 33 años, quien recibió un disparo en la cabeza, y Christopher Alleyne, de 33 años, que también recibió un disparo en la cabeza.

Le dan brutal golpiza para robarle $20
Los residentes creen que los pillos tienen como blanco a ancianos indefensos. (Publicado jueves 21 de junio de 2018)

Los testigos dijeron que Alleyne corrió una cuadra antes de desfallecer.

Al parecer, según testigos, Jiménez estaría en una mesa inscribiendo personas para servicios de salud cuando fue impactada, pero la policía no lo ha confirmado esta versión.

Christina Aguilera, que trabajaba en el restaurante, dijo que Tarver era un cliente habitual y que había usado el baño minutos antes de ser asesinado.

El hombre salió de la seguridad del restaurante para ver el caos, cuando recibió un disparo, según la testigo.

“Ella estaba llorando y decía ‘No, por qué yo’. No sé si ella dijo ‘mi hijo’, pero sé que estaba llorando”, dijo Aguilera.

Las autoridades dicen que el sospechoso de disparar fue visto por última vez con ropa oscura y corriendo hacia Randall Avenue.

La policía cree que alguno de los hombres sería el blanco de la balacera. Los investigadores analizan los vídeos de vigilancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario