miércoles, 17 de agosto de 2016

Hallazgo de niña de 10 anos raptada y asesinada en Santo Domingo provoca ira en el Cibao.


Carla Massiel Cabrera Reyes.

Por Marcelo Peralta.

Santiago, R.D. La República Dominicana ha sido conmovida este miércoles al descubrir el cuerpo de la niña Carla Massiel Cabrera Reyes, de 10 años de edad cuando salía de una actividad religiosa y secuestrada en el año 2015, la asesinaron y sus órganos vendidos, ha sido hallado en unos matorrales.

Diolandita Cabrera, madre de la infante.
Han sido agentes policiales adscritos a la Dirección Central de Investigaciones Criminales (DICRIM), quienes, supuesto hallaron sin órganos el cadáver de la niña Carla Massiel Cabrera Reyes, de 10 años de edad, desaparecida desde el mes de junio del año 2015 al salir de una misa en el municipio Pedro Brand, al Norte de la ciudad de Santo Domingo.
En el sector “La Cuaba”, del kilómetro 23 de la autopista Juan Pablo Duarte dice la Policía que aparecieron los despojos de la menor, tras el arresto de uno de los implicados en el hecho criminal, que aunque sucedió en la ciudad Capital, sin embargo, la tragedia conmueve a dominicanos más sensibles.
Siempre y de acuerdo a la Policía es uno de los detenidos que, por el caso que está preso conduciendo a las autoridades policiales hasta el lugar exacto donde estaba sepultado el cuerpecito de la niña.
Dice el oficial de la patrulla que no quiso decir su nombre, revela que el detenido reveló que la niña fue raptada el 25 de junio del año 2015, después que salió junto con su hermana gemela participaron de un culto evangélico, y que luego fue llevada en una motocicleta a un lugar aún sin establecer.
De acuerdo a las investigaciones la niña fue secuestrada y asesinada para extraer sus órganos sanos que luego eran vendidos a una clínica ubicada en la Zona Oriental en Santo Domingo, negocio, que al parecer se dedicada al negocio de la compra de órganos humanos.
Los restos de la niña Carla Massiel fueron exhumados en el sector La Cuaba, cerca al poblado Pedro Brand, al Norte de la ciudad de Santo Domingo, donde vive su madre y familiares.
La madre
Siempre angustiada la madre de Carla Massiel Cabrera Reyes, siempre exigía a la Policía tratar de hallar el paradero de la infante.
Diolandita Cabrera, aseguró que el padre de la niña José Pérez era el principal sospechoso y a la vez responsable del hecho.
La niña desapareció el día 24 de junio del 2015.
El 21 de enero del 2016 la Oficina de Atención Permanente en Santo Domingo dictó tres meses de prisión preventiva contra los nombrados Dawin José Trinidad y Juan Cabral Martínez, acusados de la desaparición de la menor, con lo que sumaron tres los detenidos por el caso.
Personas de las inmediaciones donde ocurrió el rapto testificaron a las autoridades que vieron el momento cuando esos dos hombres “agarraron y subieron” a la niña en una motocicleta luego de esta salir de un culto evangélico junto a su melliza, desde entonces se desconocía su paradero.
Piden endurecer pena

Ciudadanos consideran que para frenar estos crímenes se torna impostergable el endurecimiento de las leyes vigentes, proponiendo cambiar el sistema político corrupto predominante.

Además, neutralizar la injerencia partidaria y religiosa a fin de aplicar sanciones severas contra estas redes de mafiosos y criminales aplicando la “pena capital”.

Raptar a una niña inocente, elegante, humilde, que salía de una iglesia de recibir las palabras sagradas, llevarla a un lugar, posiblemente violarla, asesinarla, robarle los órganos y venderlos es un hecho abominable que debe caer la pena más drástica contra los autores, es la opinión de ciudadanos en el Cibao.

No hay comentarios:

Publicar un comentario