domingo, 15 de enero de 2017

Martin Luther King, su vida, edad, lucha, proyecto "Tengo un sueño" y su asesinato

Si hubiese estado vivo, hoy el líder de raza negra Martin Luter King cumpliera 87 años de edad.Nació el día 15 de enero del 1929 en Atlanta, Estados Unidos.
Fue asesinado el día 4 de Abril del año 1968 por el racista James Earl Ray.
En 1960 aprovechó una sentada espontánea de estudiantes negros en Birmingham, Alabama, para iniciar una campaña de alcance nacional en contra del racismo.
Desde ahí, Martin Luther King se convirtió en el líder más grande que jamás surgido en Estados Unidos.
Fue encarcelado y luego liberado por la intervención de John Fitgerald Kennedy, candidato a la presidencia de Estados Unidos.
En el verano de 1963 en una marcha efectuada en Washington reunió 250 mil personas en la que pronunció el discurso tengo un sueño.

Se trataba de una alocución en favor de la paz y la igualdad entre los seres humanos.

King y sus miembros fueron recibidos por el presidente John F. Kennedy para agilizar su política contra el segregacionismo en las escuelas y el desempleo, que afectaba de modo especial a la comunidad negra.
Ni las buenas intenciones del presidente, Jhon F. Kennedy quien moriría asesinado meses más tarde, ni el vigor ético del mensaje de Martin Luther King, premio Nobel de la Paz en 1964, parecían suficientes para contener el avance de los grupos nacionalistas de color contrarios a la integración y favorables a la violencia, como Poder Negro, Panteras Negras y Musulmanes Negros.
La permeabilidad de los colectivos de color a la influencia de estos grupos violentos ponía en peligro el núcleo del mensaje de King.
En marzo de 1965 encabezó una manifestación de defensores de los derechos civiles que recorrieron casi un centenar de kilómetros, desde Selma hasta Montgomery.
Martin Luther King luchó por dignidad humana la igualdad racial que estaba legitimada en lo político en los principios de la democracia norteamericana, en lo moral y principios religiosos.
Luchaba por la conquista de los propios derechos y no debía ser considerada subversiva ni revolucionaria.
King no proclamaba la violación de la ley, sino que sostenía que no pueden obedecerse leyes injustas, porque éstas se oponen a la ley moral.
Señalaba el camino del amor en contraposición a la inactividad de los negros pasivos, al odio exasperado de los nacionalistas.
Se quejaba de no haber sido ayudado y comprendido por la Iglesia Blanca.
De esa manera King adaptó y desarrolló el concepto de Mahama Gandhi de la no violencia, que supo aplicar de forma creativa en una serie de campañas antisegregacionistas que le convirtieron en el líder más prestigioso del movimiento americano para los derechos civiles.
La lucha de Martin Luther King tuvo un final trágico porque el día 4 de abril de 1968 fue asesinado en Memphis por el nombrado James Earl Ray, un delincuente común de raza blanca.
En sus funerales en la iglesia Edenhaëser de Atlanta, una ola de violencia se extendió por todo el país.
Tras su fallecimiento, el movimiento negro estadounidense emprendió un camino más abiertamente revolucionario y violento, alejado de la inspiración cristiana y liberal de King, cuya memoria, a pesar de todo, sigue siendo venerada y amada por las masas de desheredados de su raza.
El mismo año del Nobel, el presidente Lyndon Jhonson, sucesor de Jhon F.Kennedy tras el magnicidio, promulgó la ley de derechos civiles, que consagraba la igualdad de todos los ciudadanos.

Según King, los negros tenían que abandonar su abstracta neutralidad política para estrechar alianzas electorales y apoyar a los candidatos dignos de confianza, porque "la influencia de los negros en el poder político es importante".

Solamente entonces se alcanzaría la verdadera meta de la libertad, porque el destino de los negros está unido al de toda América.

No hay comentarios:

Publicar un comentario