viernes, 13 de enero de 2017

Ni caos, amenaza y ni anarquía.

Resultado de imagen para fotos de abel martinez
Por Marcelo Peralta.

Esto no puede continuar así, porque en nada beneficia a los pulgueros de Pueblo Nuevo ni a sus dirigentes.

Ni caos, ni anarquía, ni amenazas, ni desafíos, son favorables ni a los pulgueros, sus dirigentes y autoridades.

No se ve bien la actitud asumida por los pulgueros de Pueblo Nuevo de desafiar al Alcalde Abel Martínez.

Gústele o no, Martínez es la máxima autoridad municipal de Santiago que tendrán que soportarlo hasta que concluya su gestión y quién sabe si más allá.

Nadie porque sea dirigente de una organización o poseedor de un negocio se crea tan “osado” a hacer retos y amenazas a una autoridad competente.

Esa desafiante postura de los pulgueros en vez de beneficiarlos les perjudica porque la autoridad es Abel Martínez y lo que está haciendo es sanear ese estercolero que hay en el Mercado de Pueblo Nuevo y su entorno.

Si los pasados alcaldes que hay tenido Santiago de los Caballeros no se atrevieron a sanear el área es porque cogieron “miedo” y quizás estaban comprometidos con determinados sectores.

Hay que vivir en algunos de los apartamentos cercanos al Mercado de Pueblo Nuevo con ese maloliento que se respira desde los miércoles en la mañana y soportarlo jueves y frequecito los viernes de cada semana.

Hay que acabar con lo fétido en el que se hallaba la ciudad, combatir la anarquía y la ignorancia.

El usar palabras desafiantes contra la autoridad no es buena señal y los pulgueros la usaron el jueves lo que se evidencia como una táctica de presionar a la autoridad.

Es un método asociado con el anarquismo que puede ser tomado por el Alcalde Abel Martínez como herramienta y traducir a la justicia a los autores por subvertir el orden público y no ceder ni un “ápice” en lo ya planificado.
Que aplique la ley.
 Las fuentes más valiosas son el individuo mismo y la espontaneidad de organización de las masas.
 El anarquismo general caos, violencia y no constituye ninguna salida a la problemática.
El anarquismo es subversivo y hasta  donde sé el Alcalde, Abel Martínez con quien no tengo ningún tipo de compromiso ha estado empeñado en recobrar el esplendor que tenía antes Santiago la Ciudad Corazón.
Abel Martinez no debe dejarse manipular.

Todos somos padres de familias y hay que luchar por Santiago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario