miércoles, 17 de mayo de 2017

67,1% de estudiantes universitarias conoce el aborto.



El 67.1% de estudiantes universitarias dicen tener conocimiento del aborto inducido; el 69.4% afirma que el más común es el de remedios caseros y el 50.7% cree en el uso de un fármaco.

Unas 2 mil 436 jóvenes matriculadas en universidades estableció que 295 dijeron haber tenido un aborto inducido para un 42.7%.

El estudio fue realizado por personal de PROFAMILIA respecto a la Situación del aborto en República Dominicana”. 

Fue realizado entre estudiantes de las universidades Autónoma de Santo Domingo (UASD); Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) y el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) que abarcó las 6 regiones como la  Metropolitana, Este, Suroeste Cibao Central, Región Noroeste y el  Nordeste.

El 74.5% de las consultadas coincidió en favorecer más el aborto en el caso de que la mujer tenga un problema de salud a causa de un embarazo que ponga en riesgo su vida.

Mientras que el 72.7% consideró que es un derecho de la mujer suspender el embarazo si el producto viene con malformación incompatible con la vida fuera del útero.

Un 70.06% entiende que la mujer tiene derecho a decidir un aborto si el embarazo es producto de una violación sexual perpetrada por su padre y el 61.6%  apoya la violación perpetrada por otra persona.

Realizaron la investigación la licenciada Germania A. Estévez de Then y el doctor Francisco I. Cáceres Ureña (PhD), con muestra  a jóvenes  con el 86.1% tiene menos de 30 años y el 24.1% menos de 20 años.

Situación del Aborto Inducido en República Dominicana: Revisión Sistémica y Abordaje Cualitativo.

Las causas del aborto inducido figuran las precariedades económicas y la paridad satisfecha mientras, que contrario a la percepción común, el mismo tiende a ser más frecuente entre mujeres adultas que entre adolescentes.

Los datos del estudio rebelan el análisis de la Situación del Aborto Inducido en República Dominicana; Revisión Sistémica y Abordaje Cualitativo; autoría de los doctores Marija Miric y Eddy Pérez Then, quienes entrevistaron a 10 prestadores de servicios de salud vinculados a estos y a 10 mujeres que han tenido la experiencia de un aborto inducido.

Las mujeres entrevistadas señalan múltiples dimensiones como causa de los embarazos no planificados, entre ellas su empoderamiento personal frente a los roles de género.

Además, las dinámicas de las relaciones de pareja y el acceso a información y a métodos anticonceptivos ajustados a sus necesidades individuales, mientras que proveedores de servicios de salud los perciben como consecuencia de la ignorancia de las mujeres o descuido en el uso de métodos anticonceptivos.

El citado estudio sugiere que una vez tomada la decisión de interrumpir un embarazo, los argumentos legales, religiosos o éticos que podrían censurar esta práctica, no tienden a influir en su decisión.

Ambas investigaciones fueron presentadas a la sociedad médica en el marco del XXIII Congreso Dominicano de la Sociedad de Obstetricia y Ginecología, el pasado 26 de marzo del año en curso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario