jueves, 28 de julio de 2016

Imponen 3 meses como medida de coerción a dos empleados de Pasión.

Por Marcelo Peralta.
Santiago, R.D.- Un segundo negocio de proxenetismo ha sido allanado y sus ejecutivos llevados a la cárcel por practicar la sexualidad obligada y sus negocios cerrado temporalmente.
El primero fue Casa Blanca, ubicado en Licey al Medio donde la Procuraduría Fiscal lo cerró tras liberar a 45 mujeres de orígenes venezolanas y colombianas que, supuesto eran utilizadas para la explotación sexual.
En esa oportunidad, la fiscal Luisa Liranzo declaró que todavía ssguía abierta la investigación en torno a ese caso para determinar si hay otras personas involucradas en la red que se dedicaba a traer mujeres, como parte del tráfico de trata de personas y de lavado de activos.
El cierre efectuado el lunes 9 de mayo, se dispuso mediante la orden judicial número 3318-16.
Las autoridades del Ministerio Público y la Policía se incautaron de más de 47 millones de pesos, donde 11 millones de ellos en efectivo y 800 mil dólares, así como varias armas de fuego, algunas de ellas del uso exclusivo de organismos de seguridad del Estado.
Ocuparon vehículos de lujo que eran utilizados por los integrantes de la red en sus actividades.
En esa oportunidad, la jueza Ingrid Liberato, de la Oficina de Atención Permanente en Santiago impuso 18 meses de prisión preventiva contra los nombrados Juan Antonio Fernández Fernández y Grismelda Acarilis Merejo, y el venezolano Jolvert José Ramírez, quienes ya se encuentran en el Centro de Corrección y Rehabilitación de Rafey.
Mientras, para María Magdalena Batista y Jairo Correa, se impuso una medida económica de dos millones de pesos para cada uno, impedimento de salida del país y la presentación cada 30 días por ante las autoridades judiciales de esta ciudad.
En el año 2007, el entonces propietario de Casa Blanca, José Fernández, fue condenado por un tribunal local por proxenetismo.
El segundo negocio de esa índole requisado y sus representantes enviados a prisión preventiva  como medida de coerción en son el administrador y un cajero del negocio Pasión Night Club acusados de proxenetismo.
Los nuevos inculpados son José Gómez Díaz y Juan Estrella  fueron apresados la madrugada del lunes en el interior del negocio ubicado en la autopista Juan Pablo Duarte, en la comunidad Canabacoa al Este de la provincia de Santiago, tras la magistrada Miguelina Díaz,  acoger las pruebas presentadas por el Ministerio Público.
Díaz ordenó, el cierre del club, tras la Fiscalía allanar el establecimiento bajo la acusación de rufianería y explotación sexual de mujeres, donde fueron halladas unas 32 de ellas.
Los acusados deberán guardar prisión en el Centro de Corrección y Rehabilitación (CCR) Rafey hombres, hasta tanto concluyan las investigaciones.

Los acusados deberán permanecer en la chirona hasta cumplir la sanción y luego ir al Tribunal para ser juzgados por proxenetismo y retención de mujeres para obligarlas a prostituirse. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario