jueves, 8 de junio de 2017

Hermanas dominicanas tenían banda de ladrones en Nueva York.

 
De las fuentes de prensaglobaldigital.

Las hermanas dominicanas Perla y Ámbar Ozoria y su cómplice Birmania de Jesús, enfrentan 25 cargos en la Corte Suprema Estatal de Manhattan, por robo de dinero de remesas enviadas por inmigrantes de diversos países vía de agencia que administraban en el Alto Manhattan.

Las hermanas Perla y Ámbar Ozoria. Detrás varios de los estafados.

Los fiscales dicen que ella les robaron US$28 mil dólares a 21 personas de orígenes dominicanos, mexicanas, Centroamericanos y Sudamericanos que enviaban a sus familiares mediante la agencia “Giro Express Multi services”.

Esta agencia está situada en el 4126 de la avenida Broadway, entre calles 174 y 175 en el Alto Manhattan.

Daban recibos falsos a los clientes o cancelaban las transacciones después de hacer el trámite de las remesadoras, embolsillándose el dinero que estaba destinado a ser enviado a los familiares, dijo la fiscal adjunta Gloria García.

La funcionaria del Ministerio Público a cargo de la Oficina de Asuntos Migratorios pidió a otras posibles víctimas del trío de mujeres, que se acerquen a la Fiscalía a denunciar el robo de sus envíos.

Se cree que docenas de otras víctimas podrían haber sido estafadas por las acusadas.

Hasta ahora, se ha determinado que 21 personas fueron estafadas por ellas entre el primero de noviembre y el 28 de diciembre de 2016, en dos escaparates con el nombre de Girox Express Multi services, dijo la fiscal García.

“Empezaron a robar dinero que los clientes les entregaron a ellas para las remesas en el extranjero”, dijo por su parte el fiscal adjunto Diego Díaz en la corte el jueves de la semana pasada, cuando las tres eran instruidas de los cargos.

“La evidencia en contra de las tres acusadas es abrumadora”, agregó la fiscalía.

La jueza Jill Konviser les impuso a las acusadas una fianza a Perla Ozoria de US$25,000.
La fianza para su hermana Ámbar fue fijada en US$2.500 y otra de US$15.000 para de Jesús.

La fiscal García dijo que las mujeres hicieron los robos en dos agencias de envíos, una en Harlem y la otra en el Alto Manhattan.

La funcionaria calificó el robo como una de las peores estafas, porque las acusadas se aprovecharon de los días navideños para cometer el delito.

García dijo que partes de las víctimas eran clientes habituales de las agencias y conocían muy bien a las mujeres a las que entregaban el dinero para los envíos.


“Sin importar el estatus migratorio, es importante que otras víctimas denuncien este robo y contamos con personal que habla español en nuestra oficina”, pidió la representante del Ministerio Público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario