miércoles, 21 de junio de 2017

Voluntariado declara en emergencia áreas de los hospitales de Santiago, Valverde y Puerto Plata.

Dirigentas del voluntariado.


Por Marcelo Peralta.

Santiago, R.D.- El “Voluntariado Jesús con los Niños”, deploró el estado de calamidad y a la vez declaró en emergencia las áreas de quirófanos en los hospitales Doctor Arturo Grullón de Santiago; Luis L. Bogaert de Valverde y Ricardo Limardo de Puerto Plata.

Vilena Comas, Presidenta del Voluntariado, dicen que las estructuras de esos centros de salud estatales están en virtual emergencia por la lentitud y paralización en algunos casos de  los trabajos de construcción realizados en estos centros hospitalarios.
                                   
Otros males son la falta de equipos y de personal, poniendo en riesgo la salud y la vida de miles de pacientes, en particular de los infantes.

Las integrantes del Voluntariado tilda de irresponsabilidad y vergüenza la inhabilitación de estas salas y las actuales condiciones en las que labora el personal de salud.

Afirman que por alrededor de tres años las áreas de los quirófanos fueron clausuradas, al igual que las de emergencia a causa de la remodelación que hace la Oficina  de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), que prácticamente han abandonado.

“Esta prolongada situación ha costado muchas vidas de niños de la región y pacientes internos por meses en un estado muy delicado, esperando por una cirugía, aún tratándose de emergencias y casos muy puntuales y delicados” expresa Vilena Comas, Presidenta del Voluntariado.

Dijo que no sólo se trata de un deber constitucional, sino que “esto va más allá de las leyes,  es un deber universal que es el amor al prójimo que ha sido quebrantado de la forma más brutal, al privar a niños de la oportunidad de vivir,  por no contar con un sistema de salud que les provea una opción quirúrgica oportuna o un diagnóstico eficiente”.

Aseguró que ha utilizado aunque sin éxito, todas las vías burocráticas para encausar esta solicitud, “tocado y advierte que ni desmayara en sus propósitos hasta que se solución esas situaciones por parte del gobierno.

Demanda que se devuelva la dignidad a niños enfermos y que se reconozca que el derecho a la salud no es una dádiva, sino un deber de todos los que administran los recursos de una nación.

Otra de las miembras del voluntariado que habló fue Xenia Álvarez quien detalló los problemas generados por las pocas salas habilitadas, una situación que no sólo afecta a los pacientes.

Detalla que es afectado el personal médico que se ponen en riesgo al trabajar bajo estas condiciones, sin los mínimos requerimientos de esterilización y seguridad.

Al se suman la Asociación de Enfermeras y el Colegio Médico Dominicano-CMD- seccional Santiago de los Caballeros, este último representado por el Doctor Helio Grullon, quien deplora la situación generada por la falta de personal,  anestesiólogos, tomógrafos y carecen de todo.

Mientras que el Doctor José Jiménez Marmolejos, fue otro que ha condenado las condiciones en que se trabaja en esos centros asistenciales.

La entidad sin fines de lucro que funciona desde hace 20 años ofrece asistencia moral  y económica a los niños y familiares que acuden al Hospital Infantil Arturo Grullón de Santiago.
Se extiende sus labores hasta los pabellones infantiles de los hospitales públicos  Luis Bogaert de Santa Cruz de Mao, Provincia José Desiderio Valverde en la Región Noroeste y Ricardo Limardo de  Puerto Plata.

Dicen que las ayudas llegan a través de una serie de programas y proyectos entre las que se destacan creación de la Unidad Hemato-oncológica Infantil que facilita medicamentos a los niños que padecen cáncer y leucemia.

También, el Programa de Ortopedia con prótesis y cirugías a pacientes con lesiones y traumas por accidentes y de malformación congénita.

Al mismo tiempo implementan el Programa de Nutrición, Programa de Ayuda Integral VIH y Programa UNIQUEM: ayuda a pacientes quemados con ropas compresivas y medicamentos, entre otros servicios.

Todos estos programas se sostienen gracias a la ayuda de instituciones locales e internacionales y a las actividades de recaudación que realiza la entidad.

Dentro de las áreas sin operar, se incluyen las entregadas con la inversión del VJCN en Cuidados Intensivos y de la unidad de Oncología aun sin prestar sus servicios desde hace dos años por falta de personal nombrado, así como el pago de una nómina que sustenta la entidad y que incluye médico, director y cirujano.

Cabe destacar, dicen, que durante este periodo, las autoridades han hecho promesas de concluir estos trabajos, pero todas han quedado sin materializarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario