jueves, 3 de agosto de 2017

Negro Veras afirma que implicados en la tentativa de asesinato contra su hijo son una amenaza a la sociedad.

Resultado de imagen para fotos de los implicados en intento de asesinato contra jordi veras
Por Marcelo Peralta.

Santiago, R.D.-El expresidente de la Asociación de Abogados de Santiago, Doctor Ramón Antonio Veras, rememoró que se han cumplido 86 meses de la tentativa de asesinato contra su hijo, el abogado, Jordi Veras, en que 7 integrantes de la banda de criminales en la que fueron detenidos, procesados y condenados por la Justicia de esta ciudad cibaeña, 5 son una amenaza para la sociedad.

Opina que conviene que la opinión pública nacional sepa que ese grupo que aún guarda prisión constituye,  al igual que los 7 componentes de la red mafiosa, 2 de ellos ya no están en la cárcel,  porque uno murió y otro cumplió, pero que los 5 restantes constituye un verdadero peligro, una real amenaza, son desgracia latente, inminente nocividad pública  e inseguridad social quienes deben ser mantenidos detrás de los barrotes, hecho que
 ocurrió el día 2 de junio de 2010.

“Nuestro pueblo debe saber que del quinteto que está detenido, dos cumplen penas por crímenes cometidos antes de ejecutar el de mi hijo; un tercero fue señalado como descuartizar a 3 personas en la ciudad Capital, y los otros 2 utilizaron el uniforme de la Policía Nacional para hacer operativos de sicariato”, acota.

Negro Veras afirma que resulta provechoso para refrescar la memoria de lo mejor de la sociedad dominicana, recordar  que los 5 recluidos que quedan presos por el caso Jordi, han sido los más incisivos, punzantes, virulentos, irónicos y desafiantes entorpeciendo el curso normal del proceso judicial, utilizando términos ofensivos contra Jordi.

Señala que en un momento como el actual, cuando el medio social dominicano está viviendo en estado de espanto, pavor y sobresaltos por la alta criminalidad, es una necesidad para la tranquilidad, la paz espiritual  y el sosiego colectivo, que los cinco confinados que quedan por el crimen contra su hijo Jordi Veras, permanezcan en las respectivas penitenciarias que hoy se encuentran.

En su opinión, de delincuentes y criminales está saturada la sociedad dominicana, por lo que aquellos antisociales que se logró su captura y sanción judicial, deben permanecer en su lugar natural, la cárcel, y no venir a rebosar el medio donde estamos viviendo, azotados por crímenes horrendos de diferentes facturas y calibres.

De todas maneras, veras afirma que continuaremos en situación de vigilancia, atentos a los movimientos que hagan los remanentes del operativo criminal contra Jordi, así como de las gestiones de solidaridad que pueda seguir prestándoles la Oficina Nacional de la Defensoría Pública, órgano que ha hecho alianza ininterrumpida en los tribunales con los que procuraron matar a mi hijo.

Veras dice que uno de ellos, el empresario Adriano Román ya falleció, y otro está en libertad condicional, porque luego de haber colaborado con el órgano público acusador para aclarar el crimen, cumplió la mitad de la pena que le fue impuesta.

Todavía, dice el jurista que cinco de los forajidos quedan en prisión, y ahí permanecerán hasta que cumplan el último día de la merecida sanción que le fue impuesta por su participación en la tentativa de asesinato de que fue objeto Jordi.

Siempre y de acuerdo el reconocido abogado, no existe ninguna justificación valedera para que los restantes miembros de la asociación de sicarios puedan obtener su libertad antes del tiempo establecido por la sentencia condenatoria, la que dijo esperar sea confirmada por la Suprema Corte de Justicia.

Condenados.
El Primer Tribunal Colegiado de Santiago  dictó condenas entre 30, 20 y 10 años de prisión para los implicados en el atentado al abogado y comunicador contra Jordi Veras.

Impuso la cantidad de “30 años para Candi Caminero; 20 años para Adriano Román, recientemente fallecido; 10 años para Carela Castro”.

Los implicados son Adriano Román, Franklin Reynoso Moronta, Engels y Francisco Carela Castro, Roberto Zabala, Candy Caminero Rodríguez y Arturo José Ferreras del Castillo. Están acusados de violar los artículos 2, 295, 296, 297, 298, 265 y 266 del Código Penal Dominicano.

Además, en la última audiencia se pidió una condena de 30 años de prisión contra 6 de los 7 implicados y para Francisco Carela Castro se solicitó una pena de diez años, en el régimen efectivo o en prisión y en el suspensivo.

La sentencia también establece que los implicados deberán pagar 100 millones de pesos de indemnización a Jordi Veras.

El jurista José Lorenzo Fermín hizo un desglose ante los jueces del tipo de daño físico ocasionado. 

Y es que además de causarle la pérdida de la visión, Jordi Veras se vio por casi tres años imposibilitado de trabajar.

El caso ocurrió el día 2 de junio de 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario