jueves, 17 de septiembre de 2015

¡No importa!. ¿Y?


Por Marcelo Peralta.
 Haití tiene arrodille a República Dominicana con sus chantajes en el bloqueo de productos.
Con ello, los que gobiernan sacan ventajas politicas, recursos, poder, ventajas, humillan a la Patria de Juan Pablo Duarte y los culpables de crear el caos y anarquia riendose de sus logros.
ENTONCES.
No importa que construyan muro de concreto en la frontera.
No importa las vocinglerías.
No importa que el país se “JODA”.
No importa que la Soberanía desaparezca.
No importa que jamás se cante el Himno Nacional.
No importa que jamás suban la Bandera Nacional.
No importa que fundan el Escudo.
No importa que se haya dejado de aplicar Moral y Cívica.
No importa que el presidente siembre los pueblos de edificios para escuelas.
Ya por órdenes de los enemigos del país y el entreguismo empresarial y político borraron el diseño en la estructura de la Puerta del Conde donde Matías Ramón Mella disparo el trabucazo en 1844 cuando se sacaron a los criminales invasores.
No importa que crezca la delincuencia, criminalidad, robos, atracos y asaltos.
No importa que muchos haitianos violen mujeres, roben, ataque, asalten y autoridades negocien impunidad.
No importa que miles de dominicanos coman o no una vez al día.
No importa que los haitianos y ricos corten todos los árboles.
Ni importa que se sequen los ríos.
No importa que se mueran los animales.
No importa que se mueran gentes y aves.
No importa que no se produzcan alimentos.
No importa que el Ministerio de Trabajo legalice y contrate haitianos y excluya a dominicanos en centros laborales.
El chantaje de Haití con el escamoteo y bloqueo de los productos producidos y elaborados no entren tiene de rodillas a más de 10 millones de personas.
Todos los políticos, empresarios, guardias, policías, productores, contrabandistas, traficantes saben las causas de esas “pendejadas” de los haitianos y la finalidad es provocar malestares mayúsculos para entrar por la frontera a miles de haitianos y favorecerlos como programas pagados con el dinero de los dominicanos que pagamos en impuestos.
Mientras Haití atropella la Soberanía Dominicana, las autoridades siguen de “masoquista” y permiten que más y más haitianos militares vengan a “ENTRENARSE”, ubicar estrategias y prepararse para cualquier “no acción” agarrar a los pendejos domincianos asando batatas.
En escuelas, liceos, universidades, centros de diversiones, Internet, en las decenas de templos religosos "FANTASMAS" que operan  los haitianos ellos y ellas hablan de sus planes y maiobras macabras que ERGUEYEN y los dominicanos tomando ron, cervezas, consumiendo drogas, en vicios diversos y desprevenidos.  
El partido que gobierna en República Dominicana y sus autoridades han sido irresponsables.
Los haitianos allá igual que aquí hacen lo que les venga en ganas y las autoridades entreguistas arrodilladas y la ciudadanía sufrieron esas incapacidades.
Da tristeza e impotencia que el país este soportando que los africanos humillen a los dominicanos dentro y fuera de su tierra.
La presencia masiva de haitianos, algunos criminales es culpa de empresarios, comerciantes, políticos, militares que permiten la haitianos por la frontera y el “festival” de visados otorgados por los cónsules dominicanos para llenar sus bolsillos.
Del dinero de los dominicanos el gobierno actual y la complicidad de los políticos en una acción abusiva por falta de ‘FISCALIZACION” uso miles de millones de pesos para darle documentos a millares de ilegales y con esa estrategia deja entrar millones de haitianos.
La mística del Plan Nacional de Regularización no es regularizar a los ilegales, sino “COMPLACER” a Estados Unidos y los organismos internacionales de fusionar a los dominicanos con haitianos.
Lo que quiero es felicitar a las autoridades y empresarios que solo piensan en sus “MALDITOS NEGOCIOS”, ganancias y beneficios” personales y que la Soberanía se JODA.
Que aprovechen hasta la saciedad la complicidad de estos gobiernos “entreguistas" que buscan unirnos con esas bestias africanas.
¡Que les vaya bien!.

Luego verán la diferencia de vivir entre bestias y de hacerlo con ovejas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario