sábado, 19 de noviembre de 2016

Muere Don Mario Lora reservista de las FF.AA y hombre de valores.


Mario Lora.  
Por Marcelo Peralta


Santiago, R.D.-La muerte anoche viernes en el sector Cruz de Mary López, de Don Mario Lora, quien padecía diabetes y presión arterial que lo llevaron a postrarse en su casa, entristece a las familias Lora-Grullón y a toda la sociedad por las cualidades que poseía.
Su nombre completo era Marino Antonio Lora Polanco, casado con Doña Martina Grullón, quienes procrearon a Dilci, Manuel, Sany, Winston, Lliyo, Lindo, Eddy, Domingo y Moisés.
Su hijo Domingo Lora, miembro de la Armada de Estados Unidos, es un veterano de la Guerra de Irak, donde viajó a prestar servicios en dos ocasiones cumpliendo con la política de seguridad trazada por el gobierno norteamericano.  
Vivía en la calle Canabacoa trayecto de la Ruta H del transporte interurbano, paralelo a la calle Circunvalación Sur y al Comedor Económico del sector Pekín.
Don  Marino Antonio Lora Polanco, era un hombre trabajador, honesto, consejero, respetado, respetuoso, valiente, buen esposo, excelente padre, vecino inigualable, servicial, de posiciones firmes y muy querido en el sector.
Estaba postrado en su residencia afectado de dolencias corporales, básicamente de diabetes.
Nació el día 19 de septiembre del año 1937.
A la hora de su muerte tenía 79 años de edad.
Ingresó a la milicia siendo nombrado escribiente de las reservas de las Fuerzas Armadas y la Policía.

Laboró a especie de “sacerdocio” por 33 años en las filas de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.

Durante el régimen de Rafael Leónidas Trujillo Molina, Don Marino Antonio Lora Polanco, ostentó las funciones de escribiente de Rafael Leónidas Trujillo Martínez- Petan -, oficial militar e hijo del Presidente de la República.
En el año 2001 en el Día del Veterano fue reconocido con una placa en un acto realizado en el salón Independencia de la Secretaría de las Fuerzas Armadas, por su desempeño en las filas de esa institución llamada hoy Ministerio de Defensa.
Como reservista de las Fuerzas Armadas y la Policía fue escribiente y encargado de pagar los sueldos a sus compañeros de armas.

Su cuerpo es velado en la Funeraria perteneciente al El Instituto de Auxilios y Viviendas (INAVI), ubicada en la esquina que forman las calles Circunvalación esquina Primera al lado del Comedor Económico de Pekín, en la Cruz de Mary López. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario