sábado, 17 de junio de 2017

Haitiano corta brazos a dominicana de la que estaba enamorado simulando la novela La Vorágine.

Por Marcelo Peralta.

Para describir la tragedia provocada por un haitiano contra la adolescente dominicana de 14 años a quien cortó sus brazos por negarse a tener relaciones sexuales habría que ver la novela de José Eustasio Rivera que fue titulada “La Vorágine, una idealización del amor y la mujer en La Vorágine, en donde uno de sus actores toma de posición desesperanzada, cronotopo del idilio y personajes femeninos.

En novela “La Vorágine” esta relación triangular se evidencia cuando se plantea la búsqueda del “don divino del amor ideal”; aunque antes de que se haya apasionado por mujer alguna, jugó a su corazón al azar y le ganó la violencia.

Es ahí en donde se supone los deliquios embriagadores, de la confidencia sentimental, de la zozobra de las miradas cobardes y más que enamorado, fue siempre el dominador cuyos labios no conocieron súplicas.

Ambicionaba el don divino del amor ideal, que le encendiera espiritualmente, para que su alma destellara en su cuerpo como la llama en el leño que lo alimenta.

Como los ojos de Alicia la enamorada platónica le trajeron la desventura, pero esta había renunciado ya a la esperanza de sentir un afecto puro.

En vano sus brazos tediosos de libertad se tendieron ante muchas mujeres implorando para ellos una cadena a fin de que adivinaran su ensueño y seguía el silencio en el corazón.
En tanto que Arturo Cova señalaba de entrada el ideal que persigue ciegamente y él que era un poeta romántico que se hallaba en busca del amor ideal, por ende, de la mujer que lo encarne.

Lo que significa que el protagonista de la no vela “La vorágine”, desde su inicio, había empezado a rechazar esa mentira romántica que resulta insuficiente para comprender el mundo, dado que hay en él una postura consciente con respecto a la falsedad de su objeto deseado.

Pero éste no es el único personaje que estaba tras la búsqueda del “don divino del amor ideal” y Alicia, que era su amante, lo pretende, de hecho, huye con guardando la esperanza de hallar ese afecto en sus brazos.

Mientras que el pensador Arturo Cova escribió, hoy, como nunca, siento nostalgia de la mujer ideal y pura, cuyos brazos brinden serenidad para la inquietud, frescura para el ardor y las pasiones.

Y resaltaba, hoy, como nunca, añoro lo que perdí en tantas doncellas ilusionadas, que me miraron con simpatía y que en el secreto de su pudor halagaron la idea de hacerme feliz.

Pero, esa bestial con ropa que cruzó que quizás el Río Masacre, se bañó en sus frescas aguas, se internó en el bosque para luego salir a la claridad, recorrer una inmensidad de kilómetros en una patria que no es la suya, habita por largo tiempo y se enamora de alguien no correspondido y comete esa salvaje y maldita acción contra una miembra de una honorable y humilde familia a quien le ha truncado un porvenir.

Ese energúmeno, pedazo de carne prieta, corroído por el mismo Diablo, empuña un mache y le cegó la felicidad de la jovencita Cielo García, de apenas 14 años de edad, residente en “El Kilombo” en el Distrito Municipal de Pedro Brand en Santo Domingo, cortandole sus brazos con un machete cerca de un rio, hecho que cometió frente a un hermanito de la víctima de apenas 8 años de edad, al que hoy, la familia entera necesita de tratamiento de especialistas por sus problemas emocionales.

La impotencia y consternación se ha apoderado de toda la familia y la sociedad, porque la jovencita Cielo García, es la mayor de 5 hermanos en donde estaba cifra las esperanzas de sus padres ayudarla a superarse para que ésta en el porvenir ayudara a ,levantar a sjus hermanas y apoyarlos.

Lo peor y penoso es, que ese infausto criminal anda libre y dispuesto a seguir aumentando su accionar delictivo en las mismas narices de las autoridades y de los organismos nacionales que apoyan la fusión de Haití y República Dominicana.


Esa triste y desgarradora triste historia recaerá en los hombros de la víctima, sus padres, hermanos y familiares porque desde el gobierno que ha llenado el país de esas “bestias salvajes” ni siquiera han visitado a los padres de la jovencita e intentado buscar a ese criminal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario