domingo, 18 de junio de 2017

Horribles accidentes y muertes de jóvenes en Santiago Rodríguez generan “escalofríos” en la sociedad.

fotos fuertes
Por Marcelo Peralta.

 San Ignacio de Sabaneta, Santiago Rodríguez, R.D.-Los accidentes de tránsito y sus secuelas preocupa a madres, padres y estamentos de la sociedad que abogan por la implementación de medidas por partes de las autoridades, adopción de campañas de concientización orientadas a reducir las muertes y luto.

Madres y padres de familias consultados en  torno a la cantidad de jóvenes muertos en accidentes de motocicletas plantean la imperiosa necesidad de que hay que encausar alternativas viables a orientar a los jóvenes de la cantidad de vidas que se han perdido en esta provincia.

Entienden que las causas principales es la cantidad de jóvenes que se “emborrachan en centros de diversión” para después salir en  motocicletas desplazándose por calles de la ciudad de manera temerarias.

“Tenemos que hacer algo en la sociedad a fin de reducir y evitar que tantos jóvenes se “maten” en las calles y carreteras” dijo una joven madre que ha visto morir en accidentes de motocicletas a muchachos.

Tristes por el grado de accidentes trágicos que llena de consternación a los hogares, entienden que debe buscarse alternativas que acaben con tantas muertes de jóvenes que ocurren en esta localidad noroestana.

Manifiestan que en los últimos meses el número de jóvenes muertos en accidentes de motocicletas ofrecen cifras espeluznantes como resultado de la negligencia de autoridades,  forma de conducir y por el estado de ebriedad.

Afirman que las víctimas son jóvenes estudiantes y de familias humildes y trabajadoras que se dejan influenciar por el alcohol que no hacen más que después de emborracharse utilizan las motocicletas  para celebrar y los resultados son trágicos.

Otros ciudadanos consideran que por la irresponsabilidad de madres, madres, tutores, autoridades que tienen el deber de hacer cumplir las leyes han convertido a los hogares y a la ciudad en un verdadero “desastre”.

Ahora, después de tantos accidentes y muertes, solo queda contemplar las fotos de jóvenes víctimas de los constantes accidentes de motocicletas, por irresponsabilidad de madres, madres de familias y autoridades complacientes.

“Esta sociedad es un desastre  ya que no se hace cumplir la Ley 63-07 de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial que reemplaza la 241 que de aplicarse la cantidad de muertes será baja.


No hay comentarios:

Publicar un comentario