domingo, 6 de agosto de 2017

Sacerdote Mario Serrano afirma mercados fronterizos están amenazados.

Resultado de imagen para fotos del sacerdote mario serrano
Mario Serrano

Dajabon, R.D.-La permanencia de los mercados fronterizos están amenazados por la desidia de los gobiernos dominicano y haitiano, que en vez de potenciarlos e invertir en su desarrollo, lo torpedean con sus erráticos comportamientos.
Así lo denunció el sacerdote Mario Serrano, Coordinador del Trabajo Social Jesuita en Dajabón, al recordar que esos mercados, aun con una economía caótica, son la fuente dinamizadora de las poblaciones fronterizas.
Criticó que la inversión estatal es muy escasa y que esos espacios carecen de funcionarios que ayuden a aplicar las leyes y procedimientos correctamente.
El sacerdote no se explica porqué una actividad económica que deja US$2,000 millones al año, siendo el mercado de Dajabón el más dinámico, no cuenta con el respaldo de ambos gobiernos.
“El gobierno haitiano amenaza esos mercados con todas las trabas y vedas que pone, y el dominicano con todos los funcionarios que coloca a su alrededor, que lo que van es a crear corrupción, desastres, y caos porque no ponen ningún procedimiento”, dijo.
Fortalecer los mercados.
Serrano afirmó que existe un bloque de comerciantes de la frontera que sólo piden a los gobiernos habilitar el permiso de habitantes fronterizos, para que estos puedan transitar dentro del territorio durante las ocho horas de apertura, y dejar que el mercado fluya.
Explicó que con una población tres veces mayor Juana Méndez tiene que comprar en Dajabón hasta el hielo.
“Si se cumpliera la ley y se permitiera el habitante fronterizo, Dajabón tendría una dinámica todavía más grande, porque toda la gente que puede va a comprar servicios y el haitiano que vive en Juana Méndez no le interesa cruzar para este lado: viene, trabaja, compra y vuelve a su casa”, añadió.
Tráfico migratorio.
Serrano consideró que a la zona fronteriza se le torpedea con el tema del tráfico migratorio, “situación que no es nueva”.
A su juicio, se contribuye al caos cuando los militares que saben por dónde es que pasan los traficantes, detienen a las vendedoras que solo buscan vender sus productos y volver a su casa.
“Si ustedes quieren ver la maquinaria de la corrupción al menudeo en pleno goce, párese en el puente; ahora eso es fruto no de la dinámica fronteriza, sino de la decisión de las instituciones centrales en Santo Domingo”, manifestó.
El exdirector del Centro Bonó enfatizó que “la frontera no es la responsable de su caos, sino las autoridades centrales”.
El religioso señaló que constantemente los alcaldes de la zona fronteriza se reúnen en busca de solución, por lo que los gobiernos solo tienen que fortalecer y desarrollar esa relación de los mercados.
Prohumanos.
El sacerdote aseguró que los jesuitas no son prohaitianos, sino prohumanos que realizan trabajos sociales luchando contra la pobreza y la exclusión.
“Dentro del trabajo social que para mí nos agarra el corazón está el luchar contra la exclusión y la pobreza; donde estuvimos en la lucha por el 4 % para la educación; ahora estamos con el de la salud y la marcha verde”, argumentó.
Plan regularización.
Serrano volvió a plantear al Gobierno que otorgue una ficha provisional a todos los migrantes haitianos que necesite para el trabajo local, independientemente de que Haití les entregue o no los documentos necesarios.
Gobiernos que decepcionan.
El sacerdote quien es uno de los dirigentes del Movimiento Marcha Verde, dijo que el objetivo de ese colectivo es ayudar a adecentar República Dominicana para lograr vivir en democracia y que el dinero público no vaya a parar a los bolsillos de los funcionarios.
Consideró que el país viene sufriendo decepciones con las alternativas de los líderes que entendía podían solucionar la cosa pública para el bienestar de todos, pero que la sociedad ya está viviendo un despertar con la Marcha Verde.
“Estos (gobierno de Danilo Medina) le han ganado el trofeo a los pasados; yo no sabía que pudiera haber un gobierno más corrupto que el de Leonel, pero este, por lo menos a nivel de impunidad le ganó ya, no he cuantificado lo de la corrupción, pero cuando viene a ver si alguien hace la cuenta”, dijo Serrano.

Opinó que de no ser el Partido de la Liberación Dominicana, la opción de un buen gobierno sería que las fuerzas de oposición minoritarias se articulen en una candidatura que dé un respiro, y seguir luchando para establecer una institución blindada contra la corrupción e impunidad para cualquiera que llegue a dirigir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario