domingo, 14 de febrero de 2016

¿A cuál Valentín celebramos?


Por Marcelo Peralta

Este día muchas personas usan festejar  entre frases, leyendas, versos y poemas de amor sin saber a cuál de los dos Valentín celebra.

El Papa Francisco celebrando a San Valentin.

Otros y otras, se plagan a las actividades comerciales y religiosas y sin embargo, no saben a cuál de los dos Valentín de Recia o Valentín el médico y sacerdote que el Emperador Claudio "El Gótico" mandó a fusilar por celos a ser desplazado.


Algunos, utilizan este Día 14 de febrero a hacer confesiones y declarar sus sentimientos a la persona indicada, mientras otros hacen frases de enamorado, aunque no sean correspondidos. 


Hay quienes usan hipócritamente frases bonitas, lindas, tiernas de amor y cariño, aunque en el fondo es todo lo contrario.

Conocer el origen del Día del amor y la amistad es remontarnos al año 494 después de Cristo donde el Papa Gelasio I decidió reconvertirla en una festividad católica, como ya ocurrió con otras celebraciones no religiosas a partir del siglo V después de Cristo.

Para ello, necesitaba un santo al que asociar la conmemoración y escogió a Valentín.
Ese 14 de febrero del año 494 fue el primer día de San Valentín.

Pero hoy no está claro quién fue aquél mártir si fue Valentín el médico y sacerdote o Valentín de Recia

La Enciclopedia Católica, dice que el santo cuya festividad cayó en la fecha conocida Día de San Valentín fue posiblemente uno de los tres mártires ejecutados en tiempos del Imperio Romano.

Valentín fue un médico romano que se hizo sacerdote y al que el emperador Claudio "El Gótico" ordenó que lo decapitaran en el año 270.

Valentín era un obispo que predicaba en la ciudad de Interamna, hoy Terni, Italia, en Roma.
Sus restos se conservan en la Basílica de Roma y la fiesta patronal para honrar su memoria  se celebra el 14 de febrero.

Pero hay confusión por otro obispo llamado Valentín de Recia que vivió en el siglo V y fue enterrado en Mais, cerca de Merano, en el Tirol italiano.

La historia más conocida es la del médico romano que abrazó la fe cristiana y se ordenó sacerdote.

En aquel tiempo, en el año 270 antes de Cristo, el emperador Claudio II prohibió casarse a los jóvenes, porque a su juicio los solteros sin hijos eran mejores soldados.

Según cuenta la leyenda, el sacerdote Valentín consideró injusto el decreto y desafió al emperador.

Lo hizo casando en secreto a parejas jóvenes.

Las acciones del sacerdote llegaron a los oídos del emperador y lo llamó a palacio y en un converso al cristianismo, aprovechó para hablar al emperador de su fe.

Y aunque parece que en un principio al emperador le interesó lo que escuchó, fue disuadido por el gobernador de Roma y lo mandó a decapitarlo.

Es por eso que se considera a San Valentín el patrón de los enamorados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario