sábado, 27 de mayo de 2017

Provincia Santiago Rodríguez sucumbe en el olvido gubernamental.

Resultado de imagen para fotos del general santiago rodriguez
Santiago Rodriguez.


Por Marcelo Peralta.

Santiago Rodríguez, R.D.-A pesar de haber nacido aquí la Restauración de la República, con el gesto heroico y bravío General Santiago Rodríguez y bautizada para honrar su nombre, esta provincia compuesta por hombres y mujeres labopriosos, honestos, trabajadores, estudiosos y sobresalientes en sus áreas, sin embargo, se hunde entre el olvido, abandono y desatención estatal.

Imagen relacionada
Aunque ha sido golpeada, se puede ver el verdor de sus bosques.

Aunque el gobernante Partido de la Liberación Dominicana ha sido favorecido con el voto eleccionario en el 1990-1994 cuando el pueblo le dio el primer y único Senador que postuló al comerciante Dioscórides Espinal; a la Diputada, profesora Eunice Jimeno y al síndico Rafael Canalda y sus habitantes han sido fieles a los ideales del fundador de esa entidad, profesor Juan Bosch.

En los municipios San Ignacio de Sabaneta, General Benito Monción y Villa los Almácigos, Provincia Santiago Rodríguez, ubicada en la agreste Región Noroeste votaron abrumadoramente en el 1996 para llevar al solio presidencial al PLD y a Leonel Fernández.

Repitió la hazaña en el 2004 regresando al poder al nueva vez al Doctor Leonel Fernández repostulandolo en el 2006 y 2008 junto su Senador Antonio Cruz; Diputad Nancy Santos y al Alcalde César Saint Hilaire.

Y en el 2012 y 2016 volvió en las urnas ese mismo pueblo a demostrar con gallardía y una avalancha de votos a favor del presidente y repostulado Danilo Medina siendo la Provincia Santiago Rodríguez la única en ganar arrolladoramente en la Región Noroeste en ambas contiendas electorales.

En las gestiones del Presidente Leonel Fernández en Santiago Rodríguez construyeron un acueducto con la inversión de 387 millones de pesos y el mismo no llenó sus cometidos.

Es la capital del agua en República Dominicana y tiene la presa y generadora de energía más grande de América Latina y construyeron un acueducto que lleva agua a Mao, Navarrete, Hato Viejo, El Puente, Boca de Mao, Cruce de Guayacanes, Esperanza, Batey Libertad, Maizal, Bejucal, Entrada de Mao, Higüerito, Esperanza, Guatapanal, Jimanagao, Peñuela, Villa Tabacalera, Pontón, Navarrete, Martín García, Guayubin y Juan Gómez.

Además, a zonas lejanas como Hatillo Palma, Jaibón, Laguna Salada, El Carril, La Caya, Villa Elisa, La Guajaca, Villa Sinda, Los Limones, Hato al Medio, Botoncillo, Sabana Cruz, El Manantial, Estero Hondo, El Papayo, Puerto Juanita, Punta Rucia, Los Pilones, Villa Vásquez, Villa García, Vigiador, Laguna Verde, Batey Juliana, Palo Verde, Montecristi y Cana Chapetón y el municipio de Monción que está a menos de un kilómetro de distancia de ese cuerpo de agua sus habitantes no reciben una sola gota para sus necesidades hogareñas.

En esa majestuosa obra, que según los cálculos tuvo una inversión de 8 mil 300 millones de pesos, construida por el famoso consorcio brasileño, hoy metida en el mundo entero en escándalos por sobornos por cuyas vías conseguía megaproyectos ya que es un conglomerado de negocios en los campos de la ingeniería y la construcción, que participa en la manufactura de productos químicos y petroquímicos y la Andrade Gutiérrez.

El día que inauguraron esta gigantesca obra, el entonces Director del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa), ingeniero Víctor Díaz Rúa, también metido en los líos de sobornos de Odebrecht, en su discurso dijo que con este acueducto ejecutado por su oficina beneficiará a más 160 comunidades de las provincias de Santiago Rodríguez, Valverde, Montecristi y Dajabón, siendo esto una “burda falacia” y “vulgar mentiras” y nadie ni autoridades y menos comunitarios fueron capaces de desmentir al funcionario.

Establecía ese funcionario del INAPA que se instalaron 32 mil acometidas domiciliarias para abastecer a una población de más de 950 mil habitantes, sustituyendo en la mayoría de estos pueblos las redes de distribución de agua potable.

El Presidente Leonel Fernández hizo un recorrido por algunas áreas del acueducto, en compañía del Director del Inapa, Víctor Díaz Rúa y de los ejecutivos del consorcio brasileño Norberto Odebrecht y Andrade Gutiérrez y nadie hizo de conocimiento al mandatario que la provincia Santiago Rodríguez no sería beneficiada en nada con esa multimillonaria obra.

En la ceremonia inaugural, el Presidente Leonel Fernández recibió  4 reconocimientos de parte de los cuatro gobernadores de Valverde, Dajabon, Santiago Rodríguez y Montecristi.

Otras entidades que entregaron reconocimientos a Fernández fueron la Asociación para el Desarrollo de Valverde; Ayuntamiento de Esperanza y de la Asociación de Locutores de Valverde en agradecimiento por la ejecución de la obra.

A los funcionarios y autoridades de la Provincia Santiago Rodríguez se les bloqueó el cerebro prestándose a esa “vagabundería”, haciéndole el juego al grupo de irresponsables y mentirosos que engañaron a la población.   

Al tocarle hablar al entonces Presidente de la República, Doctor Leonel Fernández, mostró gratitud por ese desprendimiento de los 4 gobernadores y entidades, afirmando respecto a los reconocimientos diciendo que nunca antes había sido objeto de tanta distinción.

Quien dirigía la Gobernación de Santiago Rodríguez en esa ocasión se prestó a esa “alcahuetería” consciente de que el acueducto de la Región Noroeste no beneficiaba en nada a la provincia y menos a los habitantes de Monción distante a menos de un kilómetro.

Cenicienta:

Santiago Rodríguez ha sido, es y seguirá siendo la “cenicienta” de todos los gobiernos que ha tenido República Dominicana, hoy por el consentimiento, blandenguería y complicidad de empresarios, dirigentes políticos, autoridades y gobiernos de los últimos años permitieron la invasión pacífica de haitianos arrastrando una transculturación demoledora para los hijos de Juan Pablo Duarte.

El paquete que le vendieron los organismos internacionales, la complicidad de altos funcionarios gubernamentales y acérrimos enemigos de República Dominicana a los regímenes de los últimos 20 años que ha tenido el país, conlleva a la desaparición de la Soberanía Nacional y a la perdida de los derechos de sus hombres y mujeres a ser suplantados por los haitianos y haitianas.

A pesar de que esta provincia desamparada por el Estado, aunque compuesta por hombres y mujeres honestos, trabajadores, estudiosos, sus jóvenes han tenido que emigrar a otros pueblos y al extranjero en busca de mejor medio de vida.

Ha tenido autoridades y representantes congresuales que fueron y son verdaderas figuras insípidas que no hacen nada por introducir anteproyectos nacionales que incluyan en sus beneficios a la tierra del bravío General Santiago Rodríguez, de los valientes y revolucionarios Francisco Bueno Zapata, Palón Méndez y otros prohombres que ofrendaron sus vidas en aras del progreso y desarrollo del país.

Esta provincia es pobre y sus representantes no encausan programas por ante el Presidente Danilo Medina para exigirle que ejecute programas de asistencia diversos, construya acueductos en los tres municipios capaces de resolver la crisis de agua.

Que ordene la construcción de un nuevo Hospital Provincial y que deje de estar “remendando” la estructura del General Santiago Rodríguez construido en los años 50.

Este centro un grupo de ingenieros tienen años haciendo remiendos y nunca terminan con los parches.

Universidad.

En San Ignacio de Sabaneta hay un centro de la Universidad Autónoma de Santo Domingo -UASD-, sin embargo, funciona arrimada en el Liceo Secundario Librado Eugenio Belliard, a pesar de tener los terrenos donados por un agricultor.

Datos aportados por  la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), la Provincia Santiago Rodríguez se establece que la mayoría de habitantes viven de la agricultura, ganadería, el comercio, artesanía, negocio informal y el reducido número de empleados estatales.

A pesar de que la provincia es una potencia agrícola con personal humano preparado, zonas de atracciones turistas por sus bellezas naturales, sin embargo el campo no produce empleos suficientes, porque los terrenos incorporados a la producción agrícola son secanos por carencia de presas.

En el 1963 en el gobierno del Profesor Juan Boch se hicieron estudios de factibilidad para construir una presa entre los parajes El Rincón y San José en donde desembocan los ríos Yaguajal y Guayubin, quedando todo el “limbo”.

Actualmente, en Santiago Rodríguez se vive una situación de diferencias y debates políticos entre autoridades y dirigentes del partido oficial, quienes se debaten entre diatribas y los pobladores, en su mayoría están en un estado de vulnerabilidad por el elevado porcentaje que carecen de fuentes de ingreso seguro.

La problemática de la mayoría de los moradores no es emigrar y menos escapar de las limitaciones para acceder a la canasta alimentaria  básica,  la cual cada día va en constante  aumento colocándose a niveles inalcanzables para los pobres, sino que ellos demandan la creación de fuentes de ingreso especial captar las manos de obra calificadas y jóvenes.

La pobreza que se vive en los campos de la provincia es un mal social que todos debiéramos contribuir a erradicar ya que en los últimos años ha crecido considerablemente por diversos factores económicos y sociales, en donde muchos campos han quedado sin habitantes y estos lugares ocupados por invasores haitianos.

Muchos plantean la imperiosa necesidad de que el gobierno acuda en auxilio de millares de familias adoptando medidas reales y eficaces para erradicar la pobreza en la provincia Santiago Rodríguez mediante la creación de fuentes de empleos y el mejoramiento de las condiciones de vida de la mayoría de sus habitantes para poder hablar de desarrollo.

No obstante, residentes en esta apartada provincia lamentan y  luchan de forma impotente en su afán de librarse de los niveles de pobreza en la que están sumido desde hace muchos años, pese a su enorme potencial productivo y eco turístico que no ha sabido ser explotado.




No hay comentarios:

Publicar un comentario