sábado, 10 de febrero de 2018

Sobrepoblación carcelaria en la Región Noroeste son infiernos.

Resultado de imagen para fotos de los presos en la carcel general santiago rodriguez en sabaneta
Por Marcelo Peralta.
mperiodista1958@hotmail.com.

Santiago Rodríguez, R.D.-En las cárceles de las provincias Santiago Rodríguez, Dajaón y Montecristi que operan mediante el viejo sistema prevalece la promiscuidad, hacinamiento, estrechez lo que provoca actos violentos, corrupción y enfermedades entre los confinados.
Resultado de imagen para fotos de la carcel san fernando en montecristi
Estas deplorables condiciones humanas conlleva a que los privados de libertad por infringir leyes nacionales tengan que convivir apiñados, dormir unos encima de los otros, el sueño se les dificulta por el calor, de ventilación en las celdas es escasa, humedad, calor, conflictos y escasez de baños para realizar sus necesidades fisiológicas.

El hacinamiento de las cárceles de estas provincias de la Región Noroeste y la Frontera sometidas al viejo sistema es deprimente en donde están guardando prisión hombres mansos y cimarrones ya que debido a las limitaciones de espacios son encerrados preventivos y condenados por haber cometido diversos delitos.   

La superpoblación carcelaria en esas demarcaciones acarrean múltiples problemas con relación a la capacidad instalada, cuyas construcciones datan desde la década de los años  30, 40 y 50 del siglo pasado.

Existen graves problemas debido a que hay en esos recintos dominicanos, haitianos y de otras nacionalidades, evidenciándose que podrían existir enfermedades de diversas patologías. 

A pesar de esos malestares, las autoridades nacionales hacen caso omiso a las peticiones de que se construyan nuevas cárceles que permitan a esos prisioneros regenerarse, aprender oficios técnicos para cuando cumplan sus condenas vayan a la sociedad con medios que les permitan sobrevivir.

Se denuncia que debido a la falta de espacios, los confinados no pueden realizar ningún tipo de ejercicios ni actividades deportivas.

Una de las muestras más evidente es la cárcel que funciona en la fortaleza General Santiago Rodríguez en el municipio de Sabaneta construida para 20 personas, sin embargo la enorme cantidad de personas ocupando estrechos espacios, desborda su capacidad, lo refleja que los imputados representan un alto porcentaje más de lo normal.

Las cárceles de las provincias Santiago Rodríguez, Dajabón y Montecristi son unas de las más viejas, por haber sido construidas en los regímenes de Rafael Leonidas Trujillo Molina iniciado en el año 1930 hasta su caída el 30 de mayo del 1961.

Un ejemplo palpable es la cárcel San Fernando ubicada en la provincia Montecristi la que data del año 1935, la que fue edificada para 75 prisioneros y hoy día tiene más de 530 hombres pudriéndose debido al hacinamiento.  

Estas cárceles desbordan sus límites las que al modelo tradicional, sin que desde las altas instancias haya voluntad para mejorar, ampliar y cambiar esos recintos.

Hay informes no oficiosos de que en algunos de esos recintos hay reclusos que tienen que dormir a la intemperie intemperie de forma inhumana, siendo ésto más alarmante, porque la mayoría de esos confinados padecen cordones de enfermedades infectocontagiosas que serían como como la tuberculosis, infecciones gastrointestinales, de la piel y otras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario