jueves, 8 de febrero de 2018

Impacta en el mundo muerte en Nueva York de folklorista santiaguera y antitrujillista.

Por Marcelo Peralta.

Normandía Maldonado era una heroína viviente del folklore dominicano.

Debido a su postura con el régimen de Rafael Leónidas Trujillo Molina se vio forzada a dejar su país para salvar su pellejo.
Se fue a la metrópoli para no ser blanco de las garras del sátrapa y sus esbirros.

Allí vivió entre hierros y anduvo el mundo con su folklore y exponiendo sus capacidades y destrezas.

Santiaguera de pura cepa y de apellidos de abolengos.

Esa inquieta mujer debió aislarse de sus gentes, la ciudad de Santiago, familiares y amigos.

Fue una actividad comunal, social y folklorista de grandes renombres.

Amaba tanto a su tierra en tierras extrañas tuvo el arrojo de fundar el Ballet Folklórico Quisqueya.

Estuvo casa con un modesto hombre de la India.

Los serán velados este sábado en la funeraria McGonnell de la avenida Saint Nicholas y calle 175 en el Alto Manhattan.

Traídos al país este domingo para ser sepultados en su ciudad natal Santiago de los Caballeros en la República Dominicana.

Mientras que en Santiago serán velados en la Funeraria Blandino y el lunes 12 de febrero sepultados en el Cementerio de la calle 30 de Marzo en donde descansan los de su fallecida madre.

Murió el martes 6 de febrero a causa de complicaciones por el mal de Alzheimer.
Ya tenía la cantidad de 89 años de edad.
Nació en 1929.
Llegó a Estados Unidos como actriz en el elenco de una obra de teatro.
Después de que parientes cercanos suyos, fueran ultimados por agentes de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo Molina.
A ellos se les acusados del supuesto atraco a la sucursal del banco Royal Bank of Canadá que tenía sus oficinas en Santiago.
Recibió muchos de reconocimientos y homenajes por sus aportes a la preservación de las tradiciones dominicanas.
Se le otorgó el título no oficial de embajadora de la cultura dominicana en los Estados Unidos.
Esta brillante dominicana tuvo una gran generosidad y alto grado humanista, ya que adoptó a casi una docena de niños.

Le sobreviven a Normandía Maldonado Budhai sus hijos biológicos Eude, Arelis y Gesenia Maldonado.

Sus hermanas Marina, Griselda, Leonarda, Pablo, Francisca Maldonado y Nena Taveras.


Nietos, sobrinos, primo hermanos y otros familiares hoy lloran su partida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario