miércoles, 2 de septiembre de 2015

Padres de abogada asesinada creen crimen no debe quedar impune.

Leopoldo Languasco
Por Marcelo Peralta
Santiago, R.D.-Los padres de la asesinada abogada nativa de la provincia Puerto Plata, Paola Languasco Jiménez, doctor Leopoldo Languasco y Antonia Jiménez reaccionan este miércoles “indignados” al enterarse que el sospechoso del hecho Ambiorix Nepomuceno, preso en España no será extraditado a República Dominicana, a pesar de tener pendientes otros crímenes en San Francisco de Macorís y Cotuí.
Paola Languasco. 
El doctor en Derecho Leopoldo Languasco padre de la malograda jurista dice que para la familia es una “vergüenza” observar que en el asesinato de su hija para proteger a su principal sospechoso han actuado abogados, políticos, policías y autoridades judiciales, constituyéndose en un real y verdadero “mercado”.

Mientras que Doña Antonia Jiménez se queja amargamente de la Policía y la Justicia de Santiago de tener una especie de “complicidad” con el matador de su hija porque ellos lo tuvieron detenido y lo dejaron ir de sus manos y del país, a pesar de tener conocimiento de otros hechos cometidos en el Cibao.
Resultado de imagen para fotos de ambiorix nepomuceno
Ambiorix Nepomuceno, supuesto asesino.

Luego viene a República Dominicana y llama Paola Languasco a que se traslade de Puerto Plata a Santiago pagando los servicios de un taxista a la que complicidad con tres hombres más asesina días después, envuelven su cuerpo en fundas plásticas y lo lanzan a una alcantarillada en la Urbanización Jardines del Norte en Santiago.

 Estaba desaparecida desde el 6 de abril pasado y 19 dias después que apareció su cuerpo, presentando cuatro disparos y signos de violencia en el lado derecho izquierdo del pecho, golpeada en la nariz, la boca y el brazo derecho.

En los interrogatorios los detenidos por este crimen a relucir que el imputado les dijo que había matado a la mujer y necesitaba ayuda para desaparecer el cadáver.

Nunca se ha sabido con certeza las reales causas del crimen aunque hay tres presos en la  cárcel de Rafey.

Los presos son  Lariel Pichardo Marte- “Colita”-; Luciano Antonio Suriel Mármol, apodado “Gilberto”; y Cristino Antonio Mármol Núñez, alias “Franklin”, quienes fueron los que condujeron a los investigadores al lugar donde encontraron el cadáver.

A  Nepomuceno se les acusa de matar a tiros a Fausto Rivera Bonagua, el 30 de octubre del año 2011 en San Francisco de Macorís, cuyo cuerpo fue hallado en la parte trasera de un vehículo y huyo del país evadiendo la Justicia.

También es acusado de otro hecho de sangre en Cotui, provincia Sánchez Ramírez en el Cibao Oriental y las autoridades han sido permisibles en hacer “justicia” a pesar de que entra y sale del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario