martes, 16 de febrero de 2016

Empresa japonesa adquiere el 50% de las acciones en la Tabacalera por 14 millones de dólares.

Resultado de imagen para fotos de la compania anónima tabacalera[-CAT


Por Marcelo Peralta

Santiago, R.D.-Con 103 años, revolucionando sus procesos operativos, administrativos y mercadológicos, la  Compañía Anónima Tabacalera-CAT- de propiedad estatal, ha vendido el 50% de sus acciones a una empresa de capital japonesa por 14 millones de dólares, equivalente a 630 millones de pesos, términos a darse oficialmente en el Palacio Nacional este martes.

Creada en el 1902 con el nombre de “La Habanera”; en el 1914 se convierte en la Compañía Anónima Tabacalera (CAT) y luego en el año 2000 cambia a “La Tabacalera, C. por A.”, cuando fue sometida a un proceso de capitalización y durante 103 se dedico a la siembra, procesamiento de Tabaco Rubio, Burley, negro a la fábrica de cigarros y cigarrillos, pionera en el país, entre ellos Montecarlo, Cremas, Casino, Constanza, Hilton y otras marcas reconocidas hoy pasa a ser administrada por el sector privado.
Para anunciar oficialmente el acuerdo de compra, están en el país los principales ejecutivos de la empresa Japan Tobacco Internacional, donde este martes a partir de las 4 de la tarde, se desarrollará una rueda de prensa en la sala Orlando Martínez del Palacio Nacional, para juntos a funcionarios del Gobierno, ofrecer todos los detalles de las negociaciones.


El presidente del Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas-Fonper-, Fernando Rosa ha dado a conocer el dado en el programa televisivo “Encuentro Matinal” que conduce y procede el periodista Nelson Peralta a través de “Nexxo, canal 20” y retransmitido por Radio Amistad, de 8;00 a 9;00 de la mañana.

El funcionario la define como buena negociación para el país, porque la empresa ha estado bajando en la incidencia del mercado en los l5 años que se vendió el 50% a la City Caribe.

Dice que con esta venta a la empresa “Japan Tobacco Internacional” que adquirió los derechos del 50% del capital accionario de la empresa cigarrillera La Tabacalera, luego de comprar, también, la “City Caribe” de capital santiaguense se demuestra el clima de confianza que tienen en el actual gobierno los inversionistas extranjeros.

El presidente de FONPER, Fernando Rosa ha dicho que el  50% restante de las acciones de la antigua CAT seguirá perteneciendo al Estado dominicano.

Durante décadas, la CAT funcionó en la cuadra que forman las calles Circunvalación, Juan Pablo Duarte, 16de Agosto y San Luis, frente a la antigua Fortaleza San Luis en el antiguo “casco Urbano”, hoy conocido como el “Centro Histórico” de Santiago.

Los términos oficiales de la venta serán dados a conocer este martes en conferencia de prensa en el Salón periodista Orlando Martínez, ubicado en el Palacio Presidencia, siempre y de acuerdo a lo informado por Rosa.

Tras el proceso de venta, ha dijo Rosa que a partir de ahora recursos frescos llegarán a la empresa de capital mixto para dinamizarla y hacerla más competitiva en el mercado del cigarrillo.

Además de las edificaciones ubicadas en el centro de la ciudad, estructura que ha sido abandonada, tiene otras en la Autopista Presidente Joaquín Balaguer en el municipio de Villa González, entre otros patrimonios.

En los años y gobiernos de los presidente Rafael Leónidas Trujillo Molina, Juan Bosch, Joaquín Balaguer, Silvestre Antonio Guzmán Fernández, Salvador Jorge Blanco, Hipólito Mejía y a principios del de Leonel Fernández, la CAT cultivaba miles de tareas en las regiones Cibao y Noroeste generando fuente de ingreso a miles de personas directas e indirectas.

Las empresas estatales, de zonas francas y otras decayeron tras el retorno al poder del presidente Leonel Fernández traspasadas al sector privado perdiéndose centenares de miles de empleos teniendo que ser canceladas millares de hombres y mujeres quienes habían vendido sus pequeñas parcelas para venir a la zona urbanas y al perder sus fuentes de ingresos ni tienen trabajo y menos pudieron retornar a sus campos, porque lo habían vendido todo.


Un considerable porcentaje de esos operarios se dedicaron al oficio del motoconcho y al comercio informal, sin embargo, se quedaron “truncos” y optaron por actividades diversas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario