jueves, 4 de agosto de 2016

Con lágrimas y lamentos y como un “héroe” sepultan en Santiago Rodríguez a Pedro Juan Diloné.

Por Marcelo Peralta
Fotos cedidas por Danny Gómez.

San Ignacio de Sabaneta, Santiago Rodríguez, R.D.- Compungidos y con nudos en las gargantas, cientos de personas despidieron la tarde de hoy el cuerpo de Pedro Juan Diloné, bautizado como el “hijo del pueblo”, quien, supuesto, falleció al accidentarse de motocicleta en el tramo carretero San José hacia San Ignacio de Sabaneta.
El diputado electo por el PRM, Nicolas Lopez, carga junto a otros ciudadanos el ataud que tienen los restos de Pedro Juan Dilone.

A la despedida final acudieron hijos, hija, esposa, familiares, amigos, amigas, dirigentes políticos, deportivos, culturales, de entidades sociales, choferiles, comerciales, sindicales y de otras áreas.


Cientos de personas en la Funeraria Santa Clara.

Uno de los ciudadanos que nunca desamparó a Pedro Juan desde que se accidentó fue el diputado electo por el Partido Revolucionario Moderno-PRM-, Nicolás López, quien hizo significativos aportes económicos para tratar de salvarle la vida y le dio la despedida hasta su última morada.

En el cementerio antes de ser sepultado.

Otro que se integró, lloró y lamentó la partida de este humilde hombre fue el comerciante Daniel Hurtado-Ney Pica Pollo, quien dijo que el pueblo de San Ignacio de Sabaneta ha perdido a hombre íntegro.


Mientras que el dirigente deportivo Elpidio Vargas-El Peje-, considera que el pueblo ha llorado y lamentado la partida a destiempo de un hombre de sociedad, de la política, el deporte y el trabajo.


Tras sufrir un “confuso accidente” en su motocicleta junto a su esposa al regreso desde las fiestas patronales de San José donde tenía un  negocio de vender pollos horneado sufrió golpes de consideración en distintas partes del cuerpo tiendo llevado al Hospital General Santiago Rodríguez y luego referido al José María Cabral y Báez en Santiago donde falleció.


Sus restos fueron velados en la Funeraria Santa Clara, ubicada en triángulo que forman las calles Pedro Thomas, José Marte y Epifanio Rodríguez en la parte baja de la ciudad.


Después de los actos religiosos y fúnebres fue trasladado al Cementerio Municipal de las calles José Marte, Próceres de la Restauración y Francisco del Rosario Sánchez hasta su ultima morada y despedida final.


Pedro Juan Dilone muerte tragica.

En medio de lágrimas de sus deudos y allegados, el cuerpo ha sido introducido en el sarcófago por familiares, amigos y relacionados.

Como muestra de aprecio del que gozaba Pedro Juan Diloné cientos de personas de su barrio El Tamarindo en Pueblo Arriba y de sus gentes más humildes se dieron cita a darle su último adiós.

Era tan triste, ver lágrimas brotar y corriendo a granel por las mejillas de hombres, mujeres, jóvenes, adolescentes y niños al ver que el ataúd con los despojos de Pedro Juan entrando en el nicho en el cementerio municipal.

Las personas se alejaron el bullicio cotidiano para ir a ver por última vez al pimentoso Pedro Juan ganador de un inigualable legado.

Muchos ciudadanos, aunque trataban de soportar la tristeza que los embargaba, sin embargo dejaban salir  lágrimas de sus ojos humedecidos con gestos y expresiones lamentos.


Pedro Juan siempre decía, no tengo dinero, ni fortuna, pero un corazón noble, sin malicias y por eso el pueblo se ha volcado y ha dado su respaldo final. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario