miércoles, 3 de agosto de 2016

Periodista Ramón de Luna pide al Presidente Danilo Medina auxilie familias Yagüita de El Ejido similar a La Barquita.


Ramon De Luna Peguero.
Por Marcelo PeraltaSantiago, R.D.- Una voz autorizada, como la del periodista Ramón de Luna haciéndose eco del drama humano de cientos de familias que la noche del martes se originó un fuego en el barrio La Yagüita, sector El Ejido en el que murió una persona, mas de una veintenas de casas destruidas, pide al Presidente Danilo Medina auxiliarlas ejecutando un proyecto similar al de La Barquita en Santo Domingo. 
   En un articulo el veterano periodista dice que la tragedia de perder sus casas ha tocado a treinta humildes familias cuando voraces llamas redujeron a cenizas sus casas, hecho agravado en el que murió de un infarto Alejandro Espinal, de 78 años de edad, un miembro pensionado del Ejército de la República Dominicana –ERD- al ver que su casa era destruida por las llamas y durante el penoso afán de salvar sus propiedades.
 Cita el comunicador que El Ejido es un populoso sector  situado al Norte de Santiago y desarrollado sin ninguna planificación urbanística y donde siempre ha sucedido en esta ampliación sin límites que ha experimentado la ciudad desde hace 40 años, abundando pequeñas casas, de las que muchas hay que calificarlas de ranchos y construidas con materiales ligeros, como si fuera yesca lista para el fuego.
   De acuerdo a sus observaciones en la ciudad de Santiago y en el país hay muchos barrios que tienen esas características en los cinturones de miseria que se levantan de la noche a la mañana en la mayoría de las poblaciones dominicanas.
  Sostiene que en el gobierno que preside el ciudadano presidente, licenciado Danilo Medina, hemos visto intenciones de elevar el número de viviendas que requiere la población dominicana, como ha sido el caso de la Nueva Barquita en la capital y otros conocidos en otros puntos de la geografía nacional.
  Constituiría una política habitacional exitosa si su gobierno mirara hacia esos barrios misérrimos que circundan las grandes ciudades dominicanas y dispusiera su remodelación con la construcción de modestos apartamentos.
 En su opinión,  así evitaríamos la promiscuidad reinante y la posibilidad de evitar tragedias como la ocurrida anoche en El Ejido, donde tantas familias han quedado a la intemperie, incapaces de levantar aunque sea un rancho en donde acomodarse; familias que perdieron sus escasos enseres, que hoy claman la ayuda de la sociedad y del gobierno.
  De Luna afirma que en el país debe implementarse un mayor control para evitar las construcciones ilegales, hechas a toda prisa y sin ninguna planificación.
  Otro barrio en donde siempre nos asalta el temor de la ocurrencia de tragedia parecida, podría ocurrir en el populoso sector de Pueblo Nuevo, donde proliferan humildes viviendas, una al lado de la otra y que en caso de una conflagración como la de El Ejido, provocaría daños físicos y grandes pérdidas humanas.
Insta al ministerio de Obras Públicas y la Alcaldías, especial en las grandes ciudades dominicanas que se hacen de la vista gorda con el elevado número de barrios que se levantan en un tris, negándose a actuar para evitarlo, pues la responsabilidad es de esos organismos y de nadie más.
Espera que ojalá que los funcionarios del gobierno central tomaran cartas en este delicado asunto e implantasen una política que corrija este gigantesco mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario