lunes, 10 de abril de 2017

Diputado del PRM afirma el sistema de salud en RD ha colapsado.

Resultado de imagen para fotos del diputado nicolas lopez
Nicolás López.

Por Marcelo Peralta

SANTIAGO RODRIGUEZ, R.D.-El sistema de salud en el país está en deterioro de los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana  y en estas gestiones del Presidente Danilo Medina ha colapsado por la errónea política aplicada.

El concepto es del diputado Nicolás López, del Partido Revolucionario Moderno -PRM- quien dice que el impacto en la sociedad es tan preocupante que en el Cámara Baja, hasta los auténticos peledeistas admiten las desgarradoras escenas de los hospitales estatales.

“Porque el colapso del sistema de salud en República Dominicana es generalizado, de tal manera,  que el gobierno puede encontrarse ante el incumplimiento  constitucional, de garantizar la salud para la población”, dice el representante de Santiago Rodríguez en la Cámara Baja.
López dice que acudir a los centros asistenciales del Estado es agravar sus condiciones de salud, manifestando que lo triste es introducir pacientes al “quirófano”, cuyo cuerpo sale “contaminado”.

“En la Cámara de Diputados nadie, ni siquiera los verdaderos peledeistas pueden ocultar los dramas que se viven en los hospitales gubernamentales” dice López.

El legislador oposicionista dice que la situación de los centros de salud públicos es parecida a un campo de concentración de refugiados.

De acuerdo al congresista son deprimentes las condiciones actuales de funcionamiento de los hospitales del país las que no permiten brindar la ayuda idónea a las personas quienes consultan y reciben tratamiento dentro de este establecimiento sanitario. 
“Yo creía que el deterioro del sistema de salud solo impactaba en la provincia Santiago Rodríguez cuya planta física lleva varios años en proceso de reparación, sino que esta situación se registra a nivel del país” sostiene el legislador.
Llama al gobierno poner atención para que se comiencen a tomar medidas pertinentes donde el pueblo dominicano, sea atendido en la promoción, prevención, tratamiento, rehabilitación de sus problemas de salud y enfermedad, tal cual, se lo merece. 
Vaticina que de continuar este deterioro en el sistema de salud, habrá personas en las calles que deberán recibir atenciones psiquiátricas porque no podrán soportar la grave situación de estar enfermos y no poder ser medicados por falta de dinero y atenciones.
Espera que con esperanza de que el sistema de salud y el gobierno, puedan interesarse más en el bien cumplir de sus instituciones analizando la política sanitaria actual.
Llama al gobierno y a los funcionarios de Salud Pública reflexionar que los problemas que aborda en el momento actual  el Hospital General Santiago Rodríguez y los demás del país, porque muchos ciudadanos entienden que esto se debe al mal manejo de la política sanitaria del actual régimen y la crisis social de sus instituciones. 
Critica la poca disposición y trabajo de los gobiernos por prevenirlos los males, solventarlos, donde el pueblo se enoja condenando el descuido del sistema de salud, pero que jamás se percata que esta falta de buena atención médica, es causa de la corrupción inescrupulosa, del desinterés e ineficacia para enfrentar los problemas de salud que afectan al pueblo.
La crisis social, la pobreza y la violencia acompañante, dan cabida al desarrollo de más desórdenes de salud especialmente en la mental de muchas personas.
A su entender es de considerar que el deterioro que  presentan estas instituciones es debido a la improvisación y falta de planificación en la política de salud del gobierno.
Atribuye al desinterés mostrado por todos los gobiernos en que el PLD ha dirigido los destinos nacionales.
Siempre y de acuerdo al legislador cada día aumenta la afluencia de personas que necesitan los servicios de salud y cuando acuden a los hospitales la realidad le golpe de manera contundente.
Cuestiona el  desenvolvimiento de los hospitales del país donde están llenos de deficiencias, que a su entender no deberían ser adjudicadas a personas carentes de recursos económicos.
En su opinión existen instalaciones arcaicas, que no cuentan con los adecuados espacios físicos necesarios, equipos quirúrgicos, instalaciones adecuadas y menos con personal suficientes para atender las imperiosas necesidades que requiere la población.
A su juicio hay hospitales del Estado que carecen de personal especializado en atención, a la vez que menciona, que en los últimos años por esas condiciones el trabajo desempeñado por el personal se ha deteriorado, también.
Habla de que los niveles laborales y desempeño eficaz del personal y trabajadores se ha deteriorado por la falta de motivaciones y de incentivos.
Igual situación se percibe en la falta de medicamentos, alimentación de pacientes y personal ha sido un arte malabar, que aunque estos anhelen realizar su trabajo con las mejores de las intenciones no existe el adecuado ánimo  por su personal que allí prestan servicios, porque desde el gobierno no hay “voluntad”.
Sostiene que unido al deterioro de las edificaciones, falta de medicamentos, también los trabajadores están “proclives” al deterioro de su propia salud, ya que laboran en condiciones inapropiadas, lo que contribuye a que existan mayores posibilidades del desarrollo del desgaste laboral. 

Asegura que el trabajo que realiza el personal de apoyo al sistema de salud cuenta con un alto grado de estigmatización y prejuicio, que no da cabida al goce de algún reconocimiento de los logros y contribuciones que han hecho durante años agudizando más la calamitosa situación de deterioro en los hospitales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario