jueves, 3 de septiembre de 2015

!Crímenes!.

Imagen relacionada
Por Marcelo Peralta
En la República Dominicana la juventud representa la humanidad, pero la mayoría que ni estudia ni trabaja, sino que  está sumergida en los crímenes, drogas, delincuencia y otros males que corroen a la sociedad.
Santiago.-Escenas de agentes policiales durmiendo en espacios públicos comienzan a ser rutinarios, mientras la población se queja del aumento de hechos de delincuencia.
En recorrido hecho por reporteros de citysantiago.com, el lente del reportero gráfico captó como policías en vez de asumir su rol de patrullaje, utilizan las vías públicas para descansas.
Uno de los casos se ve a varios agentes en el interior de la dirección Cibao Central que permanecían en espera de ser asignados a los servicios diarios.
Miren que ejemplo de los agentes que deben cuidar a la ciudadania. Tirado encima de este pedazo de cemento muertos del hambre, agotamiento y la cabeza llena de problemas.

La juventud, también, está sumergida en los robos, accidentes, la violencia que asedian a la población que no haya solución a la problemática social.

Los hombres y las mujeres que pusieron confianza en el actual sistema político, y ahora están desesperados, sin poder detener toda avalancha de robos y crímenes que todos los dias tiñen de rojo las calles del país y enlutan hogares.

La población hace “gemidos”, pero no encuentra ecos en ninguna de las esferas del Estado y en este sendero sombrío cual caminante errante va hacia un rumbo incierto.

Las personas están agobiadas por los pesares de la vida, sumergidas en la incertidumbre, cargando la maldad de los ladrones sin encontrar una esperanza de solución ni en el gobierno, menos en la Policia y cual dificil y frustrantes es acudir a los estamentos judiciales, porque estan n"podridos" y corrompidos.

La criminalidad, violencia, drogas, abuso, asesinatos de mujeres, males sociales que a diario llegan a las  puertas de los hogares humildes, que cada díasanta se destruyen vidas de hombres y mujeres útiles a la sociedad.

En la actualidad, el hombre en su soledad y desespero busca llenar ese vacío con fiestas, drogas y alcohol, placeres pasajeros que no conducen al bien y caen en la criminalidad para llenar su ego y se aparecen los ladrones y los asaltan y atracan.

Y parece que en el país no hay nadie que ayude a detener todo este mal y ni siquiera que desde las esferas del gobierno interceda algun funcionario para detener estas vorágines, porque les interesa el desorden, anarquia y el caos predeominante.

El papel de la Policía es solo de lamento, porque muchos de sus miembros, también han sido implicados en robos, atracos, asaltaos, asesinatos, crimines abominables, desacreditada y sus miembros con un chin de seriedad estan abandonando ese organismo.

La población “desalmada” intenta buscar alternativas entre la desesperación y confusión, sin ningún resultado positivo, al contrario, cada día aumenta más y no sabe qué hacer, ya son  cada vez mas más los crímenes que se registran, drogas, muertes, robos, asaltos, y llegada de haitianos ilegales, que también es otro aliciente que se suma a los problemas que nos acogotan.

Inútiles han sido las estrategias para enfrentar esta problemática social, donde se ha aumentado la fuerza policíaca, nuevas tecnologías y nada ha podido pararla. porque la fiebre no esta en la sabana.

Aunque ingresen mas agentes, las calles no son seguras, la  angustia llega a los hogares, las personas están impotentes, cansadas, desesperadas, el dolor azota, la población que está enferma, la muerte se asoma a los hogares dónde se sale de la casa y no se sabe si  regresará.

Puede un  agente de policia hacer un buen trabajo muerto de hambre ya que al salir de su lo mque deja es problema y la delincuencia haciendoles tentaciones y burlandose en sus narices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario