sábado, 31 de octubre de 2015

25 dominicanos acusados de fraude por US$160.000 en cheques de desempleo

Nueva York.- Veinticinco dominicanos, 24 hombres y una mujer, que cobraban cheques por desempleo mientras vivían en la República Dominicana la mayor parte del tiempo, fueron acusados de un fraude de $160.000 al gobierno de los Estados Unidos, por la fiscalía federal del condado Rockland. Los fiscales sindican como principal cabecilla a quien fue detenido el 23 de  marzo de este año en Haverstraw y acusado de fraude a gran escala.
Dominicanos acusados de fraude
Los acusados, recibían los pagos por desempleo superando los $160.000 sin haber asistido a los trabajos, dijeron las autoridades dijeron este jueves al anunciar las detenciones.
Los otros detenidos son  Franklin Aquino, Nilson Blanco, Jacinto de la Cruz, Kedwin de la Cruz, Renzo de la Cruz, Dionisio Espinal Ciriaco, Elvi Ramon Estrella Tavarez, José Estrella Ureña, Milde Hernández, Richard Hernández Pichardo, José Hilario Liz, Juan Hilario Liz, Santiago Liz, Juan Martínez Rodríguez, Manuel Ortiz Santos, Jovanny Perdomo García, José Pérez, Juan Polanco Germosen, Juan Portes Peña, Domingo Ramos Jorge, Nelson Rodríguez,  Williams Rodríguez Rodríguez, Euclides Susana, Juan Valentín y Pedro Luis Valerio.
Los fiscales dijeron que el esquema que duró cinco años, terminó con las detenciones miércoles por la noche a través del condado Rockland.
Los 25 acusados ​​tienen raíces en la Villa de Haverstraw y enfrentan cargos de fraude como delitos criminales graves.
Los acusados ​​usaron a otras personas  para solicitar los beneficios de desempleo del estado de Nueva York a sus nombres o reclamaron beneficios para otros, explicó la fiscalía.
Ellos aplicaron a través de Internet o por teléfono, y no fueron entrevistados ​​en persona.
El fiscal de distrito de Rockland Thomas Zugibe dijo que los 25 dominicanos fueron detenidos durante una redada la noche del miércoles y cada uno enfrenta cargos por delitos graves de robo a gran escala, que se castiga con hasta siete años de prisión.
Zugibe dijo que los llamados programas de "Red de Seguridad" son a menudo blanco de fraudes, contra los beneficios de desempleo de los subsidios de bienestar social para el cuidado infantil.
"Cada vez que empezamos a investigar estos programas, nos encontramos con la corrupción", dijo.
Dominicanos acusados de fraude
Ramón de la Cruz, de 37 años, residente en el 41 de la avenida Rela en Haverstraw, era supuestamente uno de los receptores más grandes de los pagos ilegales. Fue arrestado en marzo por estafar con $100.000 dólares en beneficios, dijo el fiscal.
En la nueva acusación se le imputa por el uso de Internet y teléfono, mientras vivía en la República Dominicana, para solicitar y obtener pagos por desempleo para 10 de las 25 personas detenidas.
En un allanamiento a la residencia  de de la Cruz, se encontraron varias tarjetas de débito a nombre de otras personas.
 Las autoridades encontraron más de $10.000 dólares en efectivo y se apoderaron de una computadora en la casa de de la Cruz, según la fiscalía.
Los 25 dominicanos están acusados de robar en cualquier lugar de $ 1.400 a $ 22.179 cada uno. Por ejemplo, Santiago Liz, de 47 años, residente en Pomona es acusado de robar $ 22.179 entre enero de 2011 y marzo de 2015. Juana Martínez Rodríguez de 58, que vive en Haverstraw robó $ 16.785 a partir de diciembre de 2010 y marzo de 2015, acorde con el expediente.
Agentes de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, participaron en la investigación y las detenciones, junto con la Oficina del Sheriff del Condado Rockland del Departamento de Trabajo Estatal y federal.
Robert Pearlroth, investigador senior del Departamento de Trabajo, dijo que el departamento descubrió las actividades de los sospechosos mediante la comprobación de datos para "anomalías". Por ejemplo, Pearlroth, dijo, banderas rojas pueden incluir muchas personas que reciben beneficios que viven en el mismo domicilio o utilizando la misma cuenta bancaria.
El ejecutivo del Condado Ed Day dijo que una manera de combatir este tipo de fraude es asegurar que todas las aplicaciones en línea para estos programas se originan a partir de una dirección IP dentro del estado de Nueva York.
"Cuando los recursos públicos son escasos y las necesidades de alto nivel, tenemos que ser especialmente vigilantes para erradicar y castigar estos engaños", dijo Day.
"Estos arrestos subrayan aún más la necesidad crítica para salvaguardar dinero de los contribuyentes y garantizar la integridad de los programas esenciales de utilidad pública", agregó el funcionario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario