lunes, 12 de octubre de 2015

Francina Hungría inicia Baston blanco" critica obstáculos en vías.


Francina Hungría.
Por Marcelo Peralta
Santiago, R.D.-La ingeniera Francina Hungría, una de las 262 mil dominicanos sin visión en República Dominicana y quien perdió la suya en un atraco por delincuentes baleada  en noviembre de 2012 y cifra la esperanza en Dios  recuperarla.


Tras la tragedia creó la “Fundación Francina” que en la actualidad  promueve la campana del “bastón blanco punta roja” para ayudar a los más necesitados.


A la vez pide a las autoridades quitar de las aceras los obstáculos pide circular de manera libre.


Hungría dice que el bastón constituye una herramienta vital a favor de las personas que perdieron su visión exigiendo a las autoridades y ciudadanía tomar conciencia ante la cantidad de obstáculos en las aceras y vías de acceso que impide transitar libremente, incluso, hasta quienes tienen sus ojos buenos.


Dijo que en el Hotel Embajador en la ciudad de Santo Domingo habrá una actividad para que las personas caritativas donen un “bastón blanco y punta roja”, aunque no lo venden en República Dominicana y su costo es de 2 mil pesos, su objetivo es facilitarlo a los invidentes carentes de recursos económicos.


Reitera que esa especie de herramienta da seguridad y constituye un “símbolo de seguridad” a quienes lo usan.


Presagia que la población de invidentes tiende a crecer en República Dominicana debido a la catarata y glaucoma y la falta de recursos económicos de las familias de los afectados para costear los gastos que conllevan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario