miércoles, 17 de febrero de 2016

Sublevación de Sabaneta y proezas de Santiago Rodríguez.

  


Por Marcelo Peralta

El mes de Febrero, tiene un trascendental significado para los dominicanos, especialmente en los noroestanos.

 
General Santiago Rodriguez.

Acontecimientos históricos sucedidos en la República Dominicana, porque el día 22 de Febrero de 1863, se decidió en Sabaneta Novillo, la sublevación contra el Gobierno Anexionista Español, instalado en el año 1861.

 

Muchos fueron los intentos planificados por los defensores de los pueblos de Moca, San Francisco de Macorís, Santiago, Neiba y el vil fusilamiento al Prócer Francisco del Rosario Sánchez, en El Cercado, provincia de San Juan ubicada en el Sur del país, que animaron a los linieros a lograr la conquista.

La Región Noroeste fue la ganadora de la Primera Victoria en el municipio de Guayubín, provincia Montecristi, a raíz de la Revolución y La Cuna de la Restauración con sede en Sabaneta, respaldada por su Alcalde y fundador el coronel Santiago Rodríguez Masagó.

Revestido de nobles y patriotas, unidos a la respetabilidad que le sindicaban con prestigio suficiente para ponerse al frente de la decidida obra de la Restauración de la República.

Narra en el libro "Historia de la Restauración" del profesor santiagués Don Pedro María Archambault, contratado en el año 1931, por el Presidente Rafael Leónidas Trujillo, para que ofreciera detalles confiables de la verdadera causa de la Restauración.

Antes se conocían, escritos y manuscritos tergiversados por sectores interesados en ganarse los méritos de esos grandes héroes del Noroeste.

"Santiago Rodríguez -Chago-, que no pertenecía a partido político alguno, con una actividad nada común, ayudado por sus antiguos camaradas que con él habían militado en la Independencia Nacional, se comunicó con los elementos protestantes de casi todo el Norte y el Noroeste.

Para un movimiento que debía estallar el 27 de Febrero de 1863 y coincidir con el golpe libertario de 1844 simultáneamente en Puerto Plata, Moca, La Vega, San Francisco de Macorís, Santiago, San José de las Matas y poblaciones de la Línea Noroeste.

Todo estaba listo para el golpe colectivo, cuya preparación había llevado a Sabaneta, como expreso de Puerto Plata al joven Gregorio Luperón, que para esa época era un desconocido.

Una circunstancia inesperada dañó el plan, obligando a precipitarlo, el patriota Norberto Torres, que en una borrachera en el poblado de Guayubín, agredió a un soldado de origen español, anunciándole que en 5 días sabrán los que le viene encima.

Perseguido entonces Norberto, huyó tirándose al río Yaque, yendo a avisarle al coronel Lucas Evangelista de Peña, quien estaba en el paraje El Pocito, como jefe designado por Santiago Rodríguez para tomar aquella Guarnición, los cuales precipitaron el golpe llamando a sus hombres que estaban en los poblados de Martín García. Machete y Cerro Gordo, y en la noche del 21 de Febrero atacaron la Plaza de Guayubín.

Los oficiales que participaron fueron Juan Antonio Polanco, Benito Monción, José Cabrera, Pedro Antonio Pimentel, Juan de la Cruz Álvarez, José Ramón Luciano, José Barrientos, Manuel González y otros.

La táctica sorprendió a la guarnición española, que fue vencida, apresada con armas y bagajes

Al rayar el alba del día 22 de febrero de 1863, fue preciso pronunciar a Sabaneta, retirándose el Comandante de Armas General Antonio Batista, al paraje Los Cercadillos, donde fue hecho preso por puro formalismo, ya que era amigo personal de Santiago Rodríguez -Chago- y Pedro Thomas.

Los que pronunciaron ¡Viva la República! fueron el teniente Santiago Rodríguez, el coronel Pedro Thomas, el oficial Ignacio Reyes, José Mártir y muchos otros.

El movimiento de Sabaneta surtió sus efectos, el mismo 22, tomado por Alejandro Metz en Montecristi y luego en Santiago se manifestó el 24 de Febrero".

La unificación de las fuerzas españolas dio al traste con este movimiento apresando a algunos, entrando en desbandadas otros, la artillería española mantuvo su notable superioridad contra los dominicanos que estaban mal armados.

Llegó un momento que el General Gaspar Polanco, jefe de la Caballería Española, se precipitó con su sable contra los paisanos.

La toma de Sabaneta, por los anexionistas, fue una heroica defensa de los criollos, que le costó 13 muertos y muchos heridos al imperio Español.

El 6 de marzo del desastre de Sabaneta, que significaba la derrota del movimiento iniciado en Guayubín, motivó a la Convención de los Almácigos convocada por Santiago Rodríguez.

Rodríguez fue y dijo: Compatriotas he decidido si ustedes lo aprueban, ir a Haití a buscar elementos de guerra para encender otra vez la hoguera de la protesta, porque el país ruge de indignación contra Pedro Santana y contra España"

Esta convención fue aprobada por los hombres allí reunidos de Sabaneta, Dajabón, Santiago y Montecristi, donde se impartió “El Manifiesto”, que recorrió todo el país y dio al traste con el “Grito de Capotillo” el 16 de Agosto de 1863 escrito por Santiago Rodríguez.

Fue ahí cuando de exigió que declarar "Padre de la Patria por la Restauración" al General Santiago Rodríguez para que el Congreso y el Poder Ejecutivo le colocaran el rango por su heroicidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario