martes, 6 de diciembre de 2016

Provincia de Santiago ha sido la más afectadas por las lluvias.

 Uno de los afectados de las inundaciones en el municipio Moca revisa parte de los destrozos provocados en una propiedad.
Casa destruida.

Por Marcelo Peralta.

Santiago, R.D.-Las lluvias y riadas de ríos causaron grandes daños en la provincia Santiago y zonas adyacentes con destrucciones de 315 casas, puentes y a negando  miles de tareas sembradas de rubros agrícolas.

La  Dirección Nacional de la Defensa Civil coloca a la provincia de Santiago con la mayor número de daños, seguida de Puerto Plata; Ulises Francisco Espaillat; La Vega y Montecristi, donde 96 casas quedaron semi destruidas; otras al borde del colapso y 2 mil 576 anegadas.

El general Rafael de Lucha Pichirillo, Director de la Defensa Civil, dijo que una gran parte fueron ocasionados por las riadas y otras por deslizamientos de tierra.

Pidió a los alcaldes impedir que estas personas vuelvan a las zonas afectadas ya que sus vidas estarán en riesgos y se les reubiquen que zonas seguras.

El municipio cabecera dejó 49 destruidas y 55 semidestruidas y 7 diseminadas en el Ensanche Bolívar con  14 en peligro de deslizamiento 4 ubicadas en Las Cayenas.

Las autoridades dicen que en el barrio Nibaje, 4 casas destruidas; 29 semidestruidas por deslizamiento; 7 en el Hoyo de Cantala en Gurabo; 7 colapsadas en Arroyo Hondo.

Afirma que 29 casas están en peligro de deslizamiento; 9 en Palo Quemado de la Carretera Turística General Gregorio Luperón y 15 afectadas.

Según las autoridades en el municipio de Villa González, el Río Arenquillo, causó la destrucción de 28 casas, en el sector Naiper Díaz comunidad La Javilla un total de 18 casas colapsaron; 7 en Arrenquillo; 2 en El Limón y 1 en Banega.

En Baitoa municipio ubicado al Sur de la provincia 1 casa resultó destruida; 10 en Licey al Medio; 31 en Tamboril y 22 en Los Cocos de Jacagua.

La provincia de Puerto Plata durante las lluvias hubo 5 ahogados; 103 casas destruidas y varios puentes colapsados.

Los mayores daños fueron en Los Cuetos, Padres Las Casas, Villa Progreso, Haití, calle 30 de marzo, la Cañita, las avenidas Manuel Aurelio Manolo Tavarez Justo; Malecón, Penetración del Muelle, Barrio Nuevo Renacer, Playa Oeste, San Marcos y El Javillar.

En el Municipio de Sosúa, los mayores daños se registraron en la comunidad Maranatha hubo 678 casas afectadas; 5 destruidas y 1 en Sosúa Abajo.

Mientras que en Imbert, el río Obispo penetró al barrio la Yaguita ocasionando inundaciones a más de 540 viviendas afectando a más 2,700 personas.

Y el Río Bajabonico causó la destrucción de 6 casas en los barrios La Españolita y Bajabonico Arriba.

En Guananico 2 casas fueron arrasadas y en Altamira 35 fueron dañadas.
En Villa Isabela colapsaron 5 casas; en el Distrito Municipal de la Jaiba 4 y en Gran Diablo y Gualete, 4.

Espaillat.

En la provincia Ulises Francisco Espaillat unas 57 casas fueron destruidas, la mayoría en el paraje Chavón.

Los detalles establecen que en Moca 8 casas quedaron destruidas; en el barrio Los López III hubo 8 casas destruidas; 12 en Los Panchos; 3 en el Viejo Puerto Rico; 4 en Isla Perdida; 4 en La Española; 5 en Las Colinas; 2 en Jábaba y 1 en Macotibio.

También, 3 en Los López I; 8 en Gaspar Hernández; 3 en Veragua; 3 puentes desplomados por las crecidas de ríos y cañadas.

En la provincia de Puerto Plata 103 casas fueron destruidas; 10 mil 558 casas anegadas y 53 mil 305 personas desplazadas en los 2 meses de lluvias.

La comisión determinó que en la Provincia Ulises Francisco Espaillat unas 58 las casas se derrumbaron.

En tanto que 12 colapsaron en La Vega y en Montecristi no se tiene la cantidad exactas de las casas destruidas y anegadas por las lluvias y desbordamientos del Río Yaque del Norte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario