martes, 21 de marzo de 2017

Día de la Foresta

Resultado de imagen para fotosde arboles y rios en RD
Por Marcelo Peralta.
En el año 1971 la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) acordó celebrar el 21 de marzo el Día Mundial Forestal.

Una realidad que debemos enfrentar es que las selvas tropicales están desapareciendo a una tasa de casi el 1% anual.

El “Día Forestal Mundial” se destaca la importancia de los bosques, proveedores de bienes, servicios esenciales, ambientales, sociales y económicos para el ser humano.

Su contribución a la seguridad alimentaria, a la mejora de la calidad del agua, del aire, la protección del suelo y la absorción de dióxido de carbono.

Es recordado por organismos nacionales e internacionales, porque como la foresta planetaria sufre las consecuencias de la actitud depredadora humana.

Cada año reduce de manera alarmante su superficie, condenando a la extinción a miles de especies de la biodiversidad asociada a ella.

La República Dominicana no escapa a esta realidad, porque un porcentaje importante los bosques son afectados por maquinas, el hacha y el fuego intencionales para cultivar la tierra a pesar de que este recurso.

A esa situación se suma el corte de árboles para obtener madera con la finalidad de fabricar muebles, construir viviendas y la elaboración de carbón y otras actividades.

Las selvas tropicales están desapareciendo a una tasa del 1% anual.

35 mil especies de plantas equivalente al 12.5% de la flora está en peligro de extinción y cada planta superior que desaparece extingue 30 especies como insectos, hongos, bacterias.

Frente a la agudización del calentamiento global, es un tema que en la actualidad es muy debatido y los ciudadanos deben asumir un compromiso de defensa de la foresta.

La foresta tiene una gran capacidad de absorción de dióxido de carbono (CO 2), uno de los principales gases causantes de ese desequilibrio climático.

Flora en República Dominicana la foresta está en un gran peligro y la fecha es propicia para resaltar datos sobre esta problemática.

La isla que está compartida la República Dominicana y la de Haití, tiene unas 5 mil 600 especies, sin incluir algas, hongos, líquenes y musgos como Fanerógamas y Pteridofitas, donde hay Gimnospermas, Monocotiledóneas y Dicotiledóneas que con el deterioro de la flora han sido reducido.

La Flora de esta isla tiene especies endémicas que representa un siendo superada por Cuba debido al cuidado que en la tierra de Jose Marti existe.

El doctor Alain Henri Liogier hizo estudios del origen de la flora en la isla de Santo Domingo y hay adherencia al plumaje y las patas de las aves de pequeñas semillas y frutos, por ingestión de semillas y luego lanzadas a tierra por las aves, por las corrientes marinas y por el propio ser humano.

La flora de la isla es endémica, nativa y exótica, con mayor influencia de especies  de géneros suramericanos, y algunas de estas especies son comunes a las de Centroamérica y el Sur América Tropical.


No hay comentarios:

Publicar un comentario