domingo, 13 de septiembre de 2015

Misiva y poesía de “Don Sergio Lantigua”

Haga clic en Opciones
Por Sergio Lantigua.
Mi distinguido don Marcelo: Como le prometiese, aquí le empalmo mis datos personales, foto, más una poesía de nuestra autoría que de publicarla  en su página, sería para éste humilde conterráneo y cultivador de la poética un inmerecido honor. 

Además le endosamos tácitamente, el libre albedrío de hacerla pública en el espacio de su preferencia. 

Datos biográficos: “Sergio H. Lantigua”- Lugar de nacimiento: Sabaneta o Santiago Rodríguez - Fecha de nacimiento: “20 de Julio 1942” - Lugar de residencia: “Scotrun”, Pennsylvania USA. 

Nuestro comienzo tuvo su origen un 7 de Noviembre del 2010 en "Sabanetaenlínea", espacio tutelado en aquél entonces por el Lcdo. Raymundo Infante, en donde publicamos nuestros primeros versículos. 

Tenemos en nuestro haber dos libros inéditos; uno titulado "Mi Vida" sembrado de vivencias personales y el otro "Poemario" con versos.

Hasta la fecha nuestra cosecha literaria consta de unas cuatrocientas coplas. 

Como dato aditivo, podría enumerar: que interpreto la guitarra, toco un poco de piano, soy compositor- con alrededor de 50 canciones. 

Pintor de paisajes con más de 30 años de experiencia en Oleo, Acuarela, Acrílico y lápiz de Pastel.

De aquí en adelante, le delegamos a su vasta experiencia periodística la prudencia del contexto procedente por considerar que ésta es parte correspondiente a su privilegiada imaginativa. 

Desde ya mi sempiterno agradecimiento por su afabilidad y cortesía. 

Acuse mi abrazo de amigo-hermano y que Dios le provea siempre de buena salud a usted y a su familia. 
Hasta pronto.

LA ESPERANZA DEL POETA

Un sollozante silencio cabalgando en el tiempo saldrá en fútil procura.

Del poeta al que solo conociera - no en persona - si nó su pensamiento.

Al que nunca le viese  languidecer escribiendo sus emotivos versos.

Al que nunca se le viera reír de pernicioso alborozo en su mejor momento.

Al que nunca le oyeran vituperar al cincelar su oda en inmaculado pliego.

El que jamás ocultó sonrojarse cuando imberbe otorgó su primer beso.

Del que solo sobreviven las estrofas que emergieron de su ubérrima pluma.

Coplas inmortales que siempre estarán vigentes por su altruista moraleja.

Alguien tendrá que encargarse de que nunca arribe al ocaso su idealismo.

Los poetas mueren esperanzados de que serán recordados sus cánticos.

De que más allá de la vida le volverán a leer aquellos que le amaran tanto.

Adeptos con los que nunca alternara y que habrán de extrañar su canto.

Rindámosle pleitesía al poeta que marchara dejándonos su gentil legado.

Dediquémosle una piadosa alabanza para que encuentre su alma descanso.

Mi modesto panegírico al bardo soterrado con toda su creativa imaginación.

Porque los poetas se hacen eternos al germinar en nosotros su inspiración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario