viernes, 24 de marzo de 2017

De famoso a mendigo. La droga le cambia la vida.

Resultado de imagen para fotos de edgar espinoza en conciertos 
Por Marcelo Peralta.

El ser humano tiene etapas del ciclo de vida, con la población y la equidad enfoque diferencial a los animales.

La droga se ha llevado los lujos y la fama de muchas personalidades.

Este maldito producto se ha llevado las fiestas y la alegría de ilustres hombres y sobresalientes mujeres.

En Santiago, República Dominicana tenemos el caso del periodista Carlos Cepeda y no obstante, hay muchos jóvenes y adultos atrapados y habría que decir: “Si lloras por capricho o por melancolía, olvida ya la pena y vive del presente”.
 El duro paso de la fama al infierno de las calles
Hay un proverbio de origen chino que ha calado el mundo: “Que una imagen dice más que mil palabras”. La evidencia está ahí.

El ejemplo del músico y maestro colombiano Egdar Espinosa, hijo de músicos y su composición cumbre es Querer es poder” que compuso mientras era pilar del “Grupo Los Niche”.

 
Autor de los temas “Querer es poder”;  “Buenaventura y Caney”; “Homenaje de corazón” y “Enamorado de ti”; “Como Duele”;  “Mujer divina”; “Soy callejero”; “Veneno infernal”; “Feliz cumpleaños Bogotá”.

Ese talento que en los años del 1970 fue maestro y pianista del “Grupo Niche”, hoy por efectos de consumir “drogas” vive el duro golpe de pasar de la “fama al infierno en las calles”.

Aunque su vida es un desastre, es músico profesional de salsa. Pero en la actualidad “vive en la indigencia, aunque su mente está muy estropeada, recuerda viejos ritmos”.

 Resultado de imagen para nombres de los padres de Edgar Espinoza

Ese que hoy es un harapiento, que ayer hizo gozar millones de espectadores, sin embargo, hoy día vive en la mendicidad, el abandono y enfermo.

Su talento es indiscutible y su amor por la música lo es aún más.

 Resultado de imagen para nombres de los padres de Edgar Espinoza
Atrapado por la maldita droga, Edgar Espinosa dice: “Mis manos están cansadas” de hacer lo que no saben.

 “Mis manos están cansadas” de hacer lo que no quieren”.

“Mis manos están cansadas” de hacer lo que no deben”.

A pesar de haber sido un hombre famoso, por causa de las drogas le ha tocado reciclar, barrer excrementos humanos y de animales para conseguir dinero y comer migajas.

 Resultado de imagen para fotos de edgar espinoza en conciertos
Edgar Espinosa tartamudea con nostalgia la canción “Soy Callejero”; que compuso un día mientras reunía vidrios y cartón para conseguir dinero y poder comer, una preocupación impensable en los años maravillosos que vivió al hacer parte de la Orquesta Internacional Los Niches.

 Resultado de imagen para fotos de edgar espinoza en conciertos

De vivir de lujos en lujos, viajes, conciertos, mujeres, países, drogas, placeres, comodidades y fama. 

Hoy vive en la calle, solo, junto a la música, ese “vicio” que por nada del mundo piensa dejar, y con el cariño de los que saben que es un maestro de la salsa en Colombia.
 
Mantiene su amor profundo por la música la que es cuestión de genética.

Familia de músico.

Su padre era trompetista y se convirtió en el mejor del mundo.

La mamá es saxofonista y hoy, ella a sus 80 años, sigue tocando en una iglesia cristiana junto a una hermana y unos sobrinos de Edgar Espinosa.

Su hermano Fabio “Pita” Espinosa es trompetista profesional, que es el mismo que nombran al final de la canción “Del Puente para Allá”.
 
Edgar Espinosa toca todos los instrumentos, pero se inclina más por el piano, la trompeta, el trombón, pero su favorito es el saxo tenor.

Nacido en Cali y desde pequeño fue siempre toda una estrella donde ganaba los concursos del colegio y nunca pasaba inadvertido.

Su espontaneidad en el escenario viene desde aquellos años y Joe Arroyo y “Fruko eran sus tesos e ídolos”.

A los 13 años ya era todo un músico profesional, donde tocaba los timbales en la orquesta de los Hermanos Martelo.

Dice que no es muy bueno recordando fechas, pero cree saber cómo sucedieron las cosas.

A Edgar Espinosa se le iluminan los ojos cuando habla de la Orquesta Internacional Los Niches.

Es casi seguro que si los amantes del “Grupo Niche” se detienen por un segundo a desempolvar el acetato de “Querer es poder”, el segundo trabajo discográfico lanzado en 1981, descubrirán el nombre de Edgar Espinosa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario